• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Costa Rica y Nicaragua declararon alerta por el fenómeno climático y abrieron albergues como medida de prevención.

Costa Rica y Nicaragua declararon alerta por el fenómeno climático y abrieron albergues como medida de prevención. | Foto: Centro Nacional de Huracanes

Publicado 4 octubre 2017

Las fuertes precipitaciones, la saturación de suelos y los deslizamientos e inundaciones han causado estragos en toda Costa Rica.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos (EE.UU.) informó que la depresión tropical número 16, formada en el Mar Caribe frente a Costa Rica, se puede convertir este miércoles en tormenta tropical en su camino hacia Nicaragua y Honduras, y en huracán para el domingo.

Para ese momento, el organismo prevé que el fenómeno atmosférico se encuentre llegando a los estados de Florida y Alabama, en EE.UU.

Tras las fuertes precipitaciones que han causado desbordamientos de ríos y fuertes inundaciones en casi toda Costa Rica, la Comisión Nacional de Emergencias de ese país (CNE) anunció alerta roja en diversas regiones.

"Se solicita a la ciudadanía adoptar las medidas de protección y prevención necesarias por lluvia intensa, aumento de cauce en ríos, por posibles derrumbes e inundaciones. También se hace la alerta en las zonas turísticas y embarcaciones, pues se anuncia fuerte oleaje", sostuvo el CNE en un comunicado.

Asimismo, el organismo informó que activaron todos sus comités locales de emergencia en caso de ser necesarias evacuaciones y rescate de personas en zonas de inundación, así como la apertura de albergues para los damnificados.

Por su parte, el Gobierno de Nicaragua decretó alerta amarilla y habilitó tres centros de albergue temporal como prevención ante posibles daños causados por la depresión tropical.

A su vez, prohibió los zarpes a embarcaciones menores para los próximos dos días, debido a que los vientos del fenómeno natural podrían generar olas de hasta 3,5 metros de altura, en el Mar Caribe.

Las autoridades nicaragüenses temen que las lluvias de este fenómeno causen inundaciones y deslizamientos de tierra en todo el país centroamericano, debido a que los suelos están saturados de agua a causa de precipitaciones anteriores.

>> Revisión de la temporada de huracanes de 2017


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.