• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
De los 2,3 mil millones de personas afectadas, el 95 por ciento estaban en Asia.

De los 2,3 mil millones de personas afectadas, el 95 por ciento estaban en Asia. | Foto: EFE

Publicado 15 septiembre 2017

Los investigadores del cambio climático afirman que las inundaciones devastadoras aumentarán en la próxima década.

Más de 1.300 personas murieron en Bangladesh, India y Nepal en los últimos meses, luego que la región fuera afectada por la peor inundación en al menos cuarenta años. 

Entre las causas destaca el cambio climático, la mala planificación, la falta de preparación de los gobiernos para las lluvias monzónicas. 

Unas cuarenta millones de personas vieron sus hogares, comercios o cultivos destrozados, además decenas de miles de personas tuvieron que permanecer en campamentos con escasa comida y vulnerables ante las enfermedades.

Pasarán meses antes que los distritos de estos países de Asia, regresen a la normalidad, ya que sus escuelas están destruidas, las carreteras han desaparecido y las cosechas quedaron destruidas en algunas de las regiones más pobres. 

 

El alcance real de la devastación

La mayor parte de la acción gubernamental en India, el país más afectado, ha estado centrada en la asistencia, con débiles sistemas de advertencia temprana y muy poco foco en la prevención.

El jefe de un organismo regional creado este año para mejorar la coordinación dijo que las inundaciones dejaron en evidencia la pobre planificación.

"Las inundaciones de este año pusieron de manifiesto la urgencia de que las naciones del sur de Asia trabajen juntas para lidiar con los desastres naturales", dijo P.K. Taneja, del Centro de Gestión de Desastres SAARC, con sede en India.

>> Miles de muertos y damnificados tras inundaciones en Asia

La crecida de las aguas afectó este año a Nepal tras las inundaciones de India, que luego afectaron a Bangladés corriente abajo, señaló Taneja. 

En un informe publicado en julio, el auditor federal dijo que en la mayoría de los estados no existe identificación ni evaluación de las áreas inundables. Asimismo, decenas de millones de dólares reservados para la gestión de inundaciones no fueron invertidos y de las 4.862 grandes represas solo funcionaban 349.

Los investigadores del cambio climático afirman que se espera que las inundaciones devastadoras aumenten en la próxima década, mientras los patrones climáticos cambiantes empeoran los riesgos en la región.

Las inundaciones fueron las responsables del 47 por ciento del total de desastres globales relacionados con el clima entre los años 1995 y 2015, informó la Oficina para la Reducción del Riesgo de Desastres de la ONU. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.