• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El juez determinó que la causa contra Mas debe continuar.

El juez determinó que la causa contra Mas debe continuar. | Foto: Posta

Publicado 28 junio 2016

El exmandatario catalán está a punto de ser enviado a juicio por presunta "desobediencia" en la consulta independentista del 9N. 

La representante de Estado (Govern), Neus Munté, afirmó este martes que existe una "intencionalidad política" al enviar a juicio al expresidente catalán, Artur Mas, y a las exconsejeras, Joana Ortega e Irene Rigau, por presunta "desobediencia y prevaricación administrativa", cuando organizó en 2014 una consulta independentista. 

>>Artur Mas renuncia a presidir Cataluña tras negativa de la CUP.

"Son movimientos tácticos que siempre benefician a los mismos", lamentó Munté e insistió en que todo este caso es un juicio político que merecía ser archivado desde el primer minuto.

Asimismo, la portavoz de la organización criticó que "las cloacas del Estado" trataron de frenar la celebración del proceso participativo del 9 de noviembre (9N). Reiteró que aquella votación fue todo un éxito y que Mas se siente muy orgulloso de que se produjera.

"El Govern entiende que la justicia ha esperado intencionadamente a pronunciarse tras las elecciones generales del 26 de junio, al haber calculado que, si se pronunciaba antes, influiría en el resultado electoral a favor de las formaciones soberanistas y en contra de las que rechazan la independencia catalana", opinó Munté. 

>>Izquierda catalana no apoya investidura de Artur Mas.

En tal sentido, la política recordó que no es la primera vez que una situación así pasa, en alusión a que, por ejemplo, fue un 29 de septiembre de 2015 --dos días después de las elecciones catalanas--, cuando la justicia citó a Mas y a las otras dos consejeras. 

En contexto

El magistrado que investiga la causa del 9N ha finalizado la investigación del caso y concluido que debe seguirse la acusación contra el expresidente Mas, la exvicepresidenta Ortega y la exconsellera Rigau. 

El juez desestimó los argumentos de los investigados de que todo el proceso quedó en manos del voluntariado de la consulta tras el 4 de noviembre. 

El pasado 9 de noviembre, más de 2,3 millones de personas sobre un censo estimado en seis millones participaron en la votación (un 80% a favor de la secesión) y fue celebrada como un gran éxito entre los independentistas que llevaban años reclamando sin éxito a Madrid un referendo de autodeterminación.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.