• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Defensores de derechos humanos insisten en mantener el cese al fuego entre el Gobierno de Colombia y los grupos insurgentes..

Defensores de derechos humanos insisten en mantener el cese al fuego entre el Gobierno de Colombia y los grupos insurgentes.. | Foto: Marcha Patriótica

Publicado 10 enero 2018

Desde el 9 de enero, tras el fin del acuerdo de cese al fuego entre el ELN y el Gobierno de Colombia existe el riesgo de retomar el sendero de la violencia generalizada de años anteriores. Los sobrevivientes del conflicto reclaman paz. 

Para acabar con la guerra hay que bajar las armas. En Colombia, hay 8.074.272 víctimas del conflicto armado, según el Registro Único de Víctimas (RUV), es cada una de ellas, la razón por la que defensores de derechos humanos insisten en mantener el cese al fuego entre el Gobierno de Colombia y los grupos insurgentes.

Tras los diálogos en La Habana, Cuba, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP) y el Gobierno de Juan Manuel Santos acordaron detener los enfrentamientos armados a partir del 29 de agosto de 2016.

Comenzó entonces una nueva etapa para las víctimas. Hubo inmediatamente una disminución de las solicitudes de las víctimas para ingresar a la lista de los afectados por el conflicto, comparado con otros años.

>> Gobierno colombiano suspende temporalmente la reanudación de diálogos con el ELN

De acuerdo con el RUV, en 2015 se contabilizaron 189.600 víctimas, mientras que en 2016 la cifra disminuyó a 96.039. Además, el cese al fuego con las FARC-EP, hizo posible más oportunidades para acceder a la educación y empleos formales.

Más tarde, el 1 de octubre de 2017 alcanzaron un acuerdo de cese al fuego bilateral el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las fuerzas armadas del Estado, que estuvo vigente hasta este 9 de enero de 2018.

Se registró desde el pacto una nueva disminución de la cantidad de víctimas de acuerdo con el RUV. En 2017, la cifra fue de 56.247.

El Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac) destaca en su último informe de diciembre que “la última ocasión en la que se registró un período de tiempo así de largo, sin que se presentaran combates, fue en mayo del año 2012”.

El comienzo del conflicto armado social se pone en contraste con la actualidad colombiana para valorar los avances de las negociaciones. Los más de 50 años de enfrentamientos, han dejado 7.134.646 desplazados, 983.033 homicidios, 165.927 desapariciones forzadas, 10.237 torturas y 34.814 secuestros, entre otros hechos violentos.

Los resultados son la clave para medir la confianza entre el Estado, los grupos insurgentes y la población. Ahora, ante la decisión de prolongar el cese al fuego entre el ELN y el Gobierno de Santos, existe el riegos de retomar el sendero de la violencia generalizada de años anteriores. 

 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.