• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El escándalo es la estrategia de la oposición boliviana para dañar la imagen de Evo Morales.

El escándalo es la estrategia de la oposición boliviana para dañar la imagen de Evo Morales. | Foto: Reuters

Publicado 10 enero 2018

A pesar de llegar a un acuerdo con el presidente Evo Morales, los médicos y transportistas continúan tomando acciones de calle.

El martes se registraron protestas en la carretera que une Santa Cruz con Trinidad en Bolivia, luego de que el presidente Evo Morales y el gremio de médicos firmaran un acuerdo para normalizar las actividades en ese campo tras un paro de casi 50 días. 

Esta vez no fueron los médicos solamente quienes trancaron las calles, sino que se unieron los gremios de transporte pesado y pobladores que exigen la abrogación del Código del Sistema Penal. 

>>Médicos levantan paro y aceptan acuerdo con Gobierno boliviano

Los camioneros se dedicaron a bloquear desde el lunes numerosas carreteras y las autoridades bolivianas tuvieron que implementar estrategias para despejar las vías.

Según el gremio del sector salud y sanitario, la indignación es por un artículo del nuevo Código Penal que prevé penas con prisión por la mala praxis médica, mientras que los transportistas aseguran que el texto penaliza su trabajo. 

El Estado boliviano tomó las medidas de derogar los artículos denunciados por los médicos y transportistas, pero no anulará el código, sólo lo adaptará a las peticiones populares. 

Ante ese escenario, los medios de comunicación alineados con la oposición boliviana han resaltado sólo las protestas y no las decisiones del presidente Evo Morales quien aseguró que es fruto de una conspiración en su contra orquestado por la derecha. 

 "Son otros los intereses que guían a la dirigencia médica, que aliada con sectores de la oposición intenta llevar a cabo una conspiración política antidemocrática", dijo en un discurso televisado.

 

¿Qué esconden las protestas? 

Según el periodista especialista en la materia, Iván Canelas Lizárraga, el escenario político que se presenta en Bolivia con la candidatura a la reelección de Evo Morales es hostil por los intereses de la derecha boliviana que no tiene una clara oportunidad electoral para la salida del presidente por el respaldo que él pueblo le da. 

La estrategia de la oposición, a criterio de Lizárraga, es apoderarse de los campos de la comunicación electoral creando nuevos escándalos que pueden manchar la imagen del primer mandatario boliviano. 

Entre esos escándalos se encuentran los llamados a paro y protesta nacional que, según indicó Morales en una oportunidad, es fruto de una conspiración en su contra para crear una mala imagen de cara a los próximos comicios electorales. 

“Es así que los medios de comunicación neoliberales tanto en Bolivia como en otros países, no es que vendan información a los ciudadanos, sino que venden ciudadanos a los auspiciantes, y como lo que venden muchas veces no es la verdad, sino el escándalo y la distracción de los hechos esenciales, cada vez se deteriora más la calidad de la información, y por lo tanto la democracia”, aseveró Lizárraga. 

Pese a que Morales accedió a las peticiones de los profesionales, las manifestaciones en los distintos sectores han continuado, incluido el llamado a paro por la Central Obrera Boliviana (COB) para este miércoles, que varios sectores se negaron a seguir.

>>Evo denuncia conspiración y reedición de campaña de mentiras

En este sentido, destacó la opinión del ejecutivo de la Central Obrera Departamental (COD) de La Paz, Hugo Tórrez, quien manifestó que la convocatoria carece de legitimidad y es una postura personal de ese dirigente, que forma parte de un complot contra el Gobierno.

"Esta es una posición individual, particular del secretario ejecutivo de la COB, Guido Mitma, quien ha llevado prácticamente al descalabro a nuestra gloriosa institución de los trabajadores, a partir de un apetito personal, individual, de convenios que ha hecho conjuntamente con la oposición", indicó Tórrez.

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.