• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 12 agosto 2015

Correa resaltó que para nadie es un secreto la arremetida brutal por medios ilícitos e ilegítimos contra gobiernos con una inmensa legitimidad democrática.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, indicó este miércoles que más allá de algunos conflictos con otras naciones, en lo que deben enfocarse los gobiernos actualmente es en los enfrentamientos al interior de sus países y los intentos de desestabilización.

“Más que conflictos entre países, que por ahí quedan algunos rezagos y siempre se van a resolver por la vía del diálogo, hay conflictos al interior de los países; la guerra permanente, los golpes blandos, no nos engañemos”.

Durante su visita a Surinam, donde participó en la investidura del presidente Dési Bouterse, Correa resaltó que para nadie es un secreto la arremetida brutal por medios ilícitos e ilegítimos contra gobiernos con una inmensa legitimidad democrática.

Asimismo, destacó que el caso de Ecuador, el Gobierno cuenta con un inmenso apoyo popular, por lo que los desestabilizadores “no tienen la razón, no tienen la verdad, no tienen legalidad, no tienen la legitimidad, no tienen el apoyo; pero tienen la fuerza, tiene  los medios de comunicación, tienen los medios económicos; pero esa es la lucha por la liberación”.

Lea también→ Surinam: Correa se reunió con Bouterse antes de juramentación

Marcha en Ecuador

Como parte del apoyo mencionado por el presidente de esa nación, este miércoles se lleva a cabo en Ecuador una movilización de campesinos, que culminará en la Plaza Grande (Carondelet) con una vigilia en la que participan diversas organizaciones sociales, gremiales y ciudadanos en general.

En relación a esto, el corresponsal de teleSUR en Ecuador, Freddy Morales, informó que los campesinos también tienen una propuesta dirigida el presidente Correa para impulsar el desarrollo de la Revolución.

En contexto
Desde junio la derecha ecuatoriana intenta desestabilizar la nación con actos violentos en Quito y otras regiones del país. Aun cuando el presidente Rafael Correa insiste en el diálogo y el debate pacífico de temas importantes, la oligarquía se niega a participar en ese debate y continúa con sus llamados desestabilizadores. 
En julio, el presidente Correa denunció que la ultra derecha de su país pretendía aplicar un golpe de Estado bajo la excusa de oponerse a los proyectos de ley sobre herencia y plusvalía. En medio de ese contexto, el mandatario ha asegurado que su Gobierno cuenta con un respaldo espontáneo de la ciudadanía y que tiene el 60 por ciento de apoyo popular.
Ante los llamados a paro nacional, diferentes movimientos sociales han mostrado su apoyo constante al Gobierno de Correa y a la Revolución Ciudadana.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.