• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 6 febrero 2016

El presidente Rafael Correa, aseguró que no permitirá la manipulación de los militares con declaraciones administrativas que van contra su gobierno y el pueblo.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, aseguró que no permitirá la manipulación de los soldados que realizaron declaraciones administrativas en las que se oponen al débito de valores del Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas del Ecuador (ISSFA) por las irregularidades en el contrato de compra-venta de terrenos en Los Samanes, en Guayaquil. 

Desmintió que esté en riesgo la estabilidad del ISSFA con la devolución de los 41 millones de dólares, pues el Estado es el "único empleador" de las Fuerzas Armadas y subsicia el 60 por ciento de las pensiones de los soldados.

"Todo eso es cuento, es la guerra psicológica, para tratar de asustar a los soldados... con este Gobierno tratamos de hacer justicia, pero tampoco vamos a permitir abusos de nadie", destacó el mandatario ecuatoriano este sábado en su programa Enlace Ciudadano.

>>Autoridades respaldan cese del Alto Mando Militar en Ecuador

Apuntó que ocho de cada 10 dólares que recibe un soldado ecuatoriano es patrimonio del Gobierno, por lo que los instó a pensar en el bien común.

 

 

Asimismo, aseguró haber entendido cuáles son las intenciones de este grupo de militares, que a su juicio, pretende acumular empresas, patrimonio y capitales para ser autosustentable".

"Si quieren seguir con ese objetivo háganlo al menos sin detrimento del resto", sentenció Correa y añadió que "el ISSFA depende totalmente del Gobierno central... eso que con tanta soberbia e ignorancia reclaman es financiado por el Estado, por sus conciudadanos", sentenció Correa.  

Criticó además la corriente de la Fuerza Armada de pensar que son "una estructura paralela al Estado", " el comienzo y el inicio e la Patria", al contrario, afirmó que son importantes, pero dentro el Estado, "como servidores públicos en función del bien común".

En este sentido, denunció que antes de su gestión "los más grande terratenientes en el país eran las Fuerzas Armadas".

Además, Correa leyó un comunicado del Ministerio de Comunicaciones de Ecuador en el que detallan diversos "cuestionamientos éticos" y legales que respaldan la devolución al Estado de los 41 millones cancelados por lo terrenos en Los Samanes, Guayaquil. 

En cuanto al cese del Alto Mando militar señaló que ocurrió de forma anticipada, pero que su cambio ya estaba pautado para el 27 de febrero.

"Ya se iba a renovar el Alto Mando, lastimosamente lo tuve que hacer anticipadamente, pero como Presidente no permitiré que estas cosas sucedan en la patria nueva que estamos formando... Uniformados hablando en contra del pueblo".

Tras el anunció del mandatario, un supuesto Frente de Defensa de las Fuerzas Armadas emitió este sábado un documento, sin firmas personales, en el que incita a los militares en servicio activo a demostrar lealtad y compromiso con los intereses de la familia militar y en el que advierten que no permitirán que el ISSFA desaparezca.

El jefe de Estado remitió este viernes una carta personalizada a los soldados en la que resalta las mejoras salariales, en el sistema de seguridad social y equipamiento de las Fuerzas Armadas alcanzadas la Revolución Ciudadana.

>> Ecuador garantiza estabilidad de Seguridad Social de Fuerzas Armadas

Lea aquí misiva:


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.