• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La activista subrayó que la paz es irreversible y no se rendirá hasta lograrla.

La activista subrayó que la paz es irreversible y no se rendirá hasta lograrla. | Foto: teleSUR

Publicado 2 octubre 2016

Córdoba hizo un llamado a la fe, la esperanza y la alegría,"esta es una oportunidad a encontrarnos".

La exsenadora y activista colombiana Piedad Córdoba propuso este domingo una Asamblea Nacional Constituyente como punto de encuentro para dialogar.

Córdoba reconoció los resultados negativos en el plebiscito de refrendación del acuerdo de paz firmado por el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo (FARC–EP).

La activista indicó que esta nueva oportunidad abre las puertas para establecer un diálogo mediante una Asamblea Nacional Constituyente que sirva como "escenario donde se respete las diferencias, donde se aprenda a tolerar, a no señalar y a no discriminar".

>> Córdoba: Colombia debe emplear una pedagogía para la paz

La exsenadora insistió que esta propuesta forjaría al gran diálogo nacional. "Se hace necesaria una reforma a fondo, sobre todo en la política, en el sistema electoral, en el estatuto de la oposición, en las garantías parea poder hacer política y reformas económicas que tengan que ver con salud, educación, vivienda, empleo", sectores donde la activistas cree que existe descontento.

Por otra parte, indicó que los resultados del plebiscito son una oportunidad para despolarizar el país andino "la oportunidad de llegar, a un gran diálogo con la Unidad Nacional, los sectores progresistas de izquierda, sectores de centros democráticos y sociedad en general".

>> ¿Qué viene tras el triunfo del No en el plebiscito de Colombia?

En contexto

49,77 por ciento de los colombianos votó Sí y 50,22 por ciento votó No en el plebiscito de refrendación del acuerdo de paz firmado por el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo (FARC–EP), tras más de cuatro años de negociaciones.

Se registró una participación de 37 por ciento y 63 por ciento de abstención. En los estados fronterizos, donde hay mayor impacto del conflicto armado de más de 52 años, ganó la opción del Sí. 

El Gobierno no tenía la obligación de someter a votación el acuerdo, pues legalmente podía firmarlos e implementarlos, pero decidió realizar la consulta para dar legitimidad política ante un sociedad dividida entre diferentes conceptos de paz y la guerra.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.