• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 4 octubre 2014

Este sábado se cumple una semana de la desaparición de los 43 estudiantes mexicanos que fueron atacados violentamente por la policía. Familiares denuncian la lentitud de las investigaciones y exigen el regreso con vida de los jóvenes.

Los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos desde hace una semana en México convocaron este sábado a una marcha en todo el país para el próximo miércoles en protesta por la lenta evolución de las investigaciones y exigir "que aparezcan con vida" y "se esclarezcan los hechos". El anuncio fue dado en la Escuela Normal de Ayotzinapa, a la cual pertenecen los estudiantes.

Los parientes de los estudiantes son apoyados por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), quienes también realizarán un paro el próximo miércoles en varios estados mexicanos. Asimismo, estudiantes de las normales rurales, internados en los que estudian principalmente jóvenes indígenas campesinos, declararon este viernes una huelga estudiantil indefinida hasta que aparezcan sus compañeros.

Este sábado fue encontrada una fosa clandestina en la que presuntamente fueron localizados los restos de nueve personas. La Procuraduría General de Justicia del estado de Guerrero (sur) investiga si alguno de ellos pertenece al grupo de 43 estudiantes desaparecidos.

De acuerdo con reportes de autoridades militares presentes en el municipio de Iguala (Guerrero) la fosa fue localizada en una zona conocida como Puerto La Joya y en el lugar se encuentra personal forense y de Protección Civil.

Recuento de los hechos

Este sábado se cumple una semana de la desaparición de los 43 jóvenes, tras la violenta arremetida de la policía municipal mientras protestaban contra la discriminación que sufren en la repartición de plazas en favor de escuelas urbanas por parte del gobierno de esa entidad.

Durante la manifestación, policías municipales de la ciudad de Iguala arremetieron contra los estudiantes, incluso disparando los autobuses donde se trasladaban, hecho que dejó a seis personas muertas (una con signos de tortura) y 17 heridas, además de 58 estudiantes desaparecidos, de los cuales 15 aparecieron, uno de ellos muerto.

Un total de 282 policías locales fueron detenidos preventivamente tras los hechos, pero solo 22 fueron arrestados de forma definitiva como presuntos responsables de los ataques. Asimismo, el alcalde de Iguala, José Abarca Velásquez, deberá separarse de su cargo por 30 días y también fue expulsado de su partido político.

En contexto

El pasado 30 de junio ocho militares ejecutaron a 22 personas con el pretexto que se trataba de miembros del crimen organizado y perecieron durante un enfrentamiento armado con los uniformados. Sin embargo, testigos afirmaron que las personas fueron ejecutadas a sangre fría a pesar de haberse rendido y que sólo una persona murió en el enfrentamiento, en Tlatlaya, localidad ubicada en Tierra Caliente.

Pese a los constantes casos que salen a la luz sobre abusos de las fuerzas policiales de México, el presidente Enrique Peña Nieto anunció ante la 69° Asamblea General de la ONU que el país que representa se unirá a las misiones de los cascos azules, también llamados soldados de paz, pero cuya participación ha causado polémica en varios países. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.