• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 1 octubre 2014

José Luis Abarca abandonó el ayuntamiento luego de culminar su discurso por la solicitud de permiso para separarse de su cargo por 30 días, tal como lo anunció el presidente mexicano Enrique Peña Nieto, con el argumento de contribuir con las investigaciones por los hechos violentos que dejaron seis muertos y 17 heridos el pasado 26 de septiembre. 

El alcalde del municipio Iguala del estado de Guerrero (suroeste de México), José Luís Abarca, partió hacia un rumbo desconocido por las autoridades junto a su familia, después de que pidió licencia por 30 días para ausentarse y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) lo expulsó de su seno. 

Ante el cabildo de la ciudad de Iguala, Abarca solicitó permiso para dejar su cargo por 30 días, según él para contribuir con las investigaciones que adelantan las autoridades de Guerrero por los hechos violentos contra estudiantes de la escuela Normal Rural de Ayotzinapa del pasado 26 de septiembre, que dejaron seis muertos, 17 heridos y 58 desaparecidos.

Este martes localizaron a 14 de los estudiantes, pero aún se desconoce el paradero de los 44 restantes. Abarca dejó en su cargo al procurador de la alcaldía Oscar Chávez  y tras ser aprobada su solicitud dijo: “De acceder a mi solicitud hago un llamado a la prudencia política, para no perder la objetividad, que debe regir la actuación y participación de todos y cada uno de los actores políticos y sociales, ante estos hechos aberrantes”.

Tras culminar su discurso, abandonó el ayuntamiento junto con sus familiares y salió de la ciudad sin avisar su destino, por lo que efectivos de la policía Ministerial rodearon el palacio municipal para indagar el paradero del alcalde, pues llevaron una orden de arresto en su contra. 

La corresponsal de teleSUR en México, Aissa García, confirmó la desaparición de Abarca y destacó que aunque algunos medios lo consideran prófugo "la Procuraduría de Guerrero aún no lo declara prófugo de la justicia".

El procurador, Iñaki Blanco, "había dicho que no tenía lógica que el alcalde se encontrara en una fiesta en el momento de la masacre", explicó García, y declaró el caso como violación de derechos humanos. En tanto las manifestaciones se hicieron sentir en las calles de Chilpancingo (capital de Guerrero) para exigir a la justicia que encuentren a los 44 estudiantes aún desaparecidos. 

En este caso también están involucrados el secretario de Seguridad Pública, Felipe Flores y otros funcionarios. 

Peña Nieto respalda investigación en Tlatlaya

El mandatario mexicano, Enrique Peña Nieto, dijo este miércoles que apoya todas las acciones que ejerce el Ejército en el estado de Guerrero para esclarecer el asesinato de 22 civiles a manos de tropas militares, ocurridos el pasado 19 de septiembre. Po este hecho, detuvieron a varios efectivos. 

Peña Nieto dijo que es necesario aclarar los hechos que la ONU y otras organizaciones internacionales pidieron investigar a fondo. "La investigación conjunta de Defensa y la fiscalía permitirá conocer la verdad de los hechos con el firme compromiso con los derechos humanos del Ejército", destacó. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.