• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Un total de 12 candidatos republicanos y tres demócratas van a primarias para decidir quién será el sucesor del presidente Barack Obama

Un total de 12 candidatos republicanos y tres demócratas van a primarias para decidir quién será el sucesor del presidente Barack Obama | Foto: EFE

Publicado 9 febrero 2016

¿Sabes la diferencia entre las primarias y las asambleas partidistas? ¿Sabes qué es un delegado? teleSUR lo explica. 

El pasado lunes arrancó la temporada de primarias en Estados Unidos con la asamblea partidista del Partido Demócrata en Iowa. ¿Qué significa todo eso? teleSUR lo analiza a continuación:

Asambleas partidistas vs primarias

Las asambleas partidistas y las primarias son dos formas de votar que tienen los ciudadanos para elegir a sus candidatos. Algunos estados – el más famoso, Iowa (se explicará más adelante) – usan las asambleas partidistas anticuadas, que son como reuniones grandes de miembros de partidos, en las que la gente vota en un salón lleno de personas y delante de sus vecinos.

Ese es el método que normalmente usa el Partido Demócrata; los republicanos, por otra parte, prefieren el método de votación por papeleta. Estas asambleas pueden tardar horas y suelen atraer a seguidores apasionados. 

Las primarias siguen el formato tradicional del voto secreto y son organizadas por el estado; también son mucho más rápidas, debido a que las personas no tienen que asistir a reuniones o quedarse para el conteo manual de los votos.

Existen dos tipos de primarias: primarias cerradas y primarias abiertas. Si en un estado se celebran primarias cerradas, significa que las personas solo pueden votar en las primarias del partido en el que estén registrados; mientras que en las primarias abiertas, no solo los miembros de los partidos, sino cualquier votante, sin importar su afiliación puede votar, pero de entrada tiene que hacerlo por uno de los dos partidos, Demócrata o Republicano, no puede votar por ambos. 


Delegados 

Pero no crean que los resultados de las primarias determinan cuál será la nominación del partido para las elecciones presidenciales. Las votaciones no terminan allí. El paso siguiente es la convención de cada partido: el de los republicanos se celebra del 18 al 21 de julio en Cleveland, y el de los demócratas es del 25 al 28 de julio en Filadelfia.

El número de votos que cada candidato obtiene en las primarias (tanto en las asambleas partidistas como en las votaciones estatales) determinará el número de delegados que los apoyará en las convenciones. 

Los delegados son personas elegidas para representar a su estado en las convenciones. En la realidad, los resultados de las primarias están definidos para todo menos para garantizar al candidato para las elecciones antes de la convención.

Sin embargo, en el caso de un voto cerrado, los delegados están a la mano para darle peso y respaldo a un candidato; es decir, si el candidato A obtiene la mayoría de los votos en las primarias, este también obtendrá la mayoría de los delegados.

Dependiendo del estado, los delegados no están obligados a votar por el candidato al que están asignados, por lo que este proceso no es necesariamente tan definitivo como parece. Es decir, tener la mayoría de los delegados no siempre significa tener la mayoría de los votos.  

EN CONTEXTO: Un total de 12 candidatos republicanos y tres demócratas buscan suceder al presidente Barack Obama. 
Las elecciones generales EE.UU. se tienen previstas para el 8 de noviembre de 2016, mientras que la toma de posesión del presidente está pautada para el 20 de enero de 2017.
El pasado 1 de febrero inició el proceso de elecciones primarias en los Estados Unidos (EE.UU.).
La exsecretaria de EE.UU., Hillary Clinton, logró  la victoria en las primarias del Partido Demócrata en las asambleas de Iowa (este) con el 49.9 por ciento de los votos, según proyecciones. 
Por su parte, El senador por el estado de Texas (sur de Estados Unidos, EE.UU.), Ted Cruz, ganó las primarias del Partido Republicano, según proyecciones de The Washington Post.
Para ser candidato a presidente de Estados Unidos debe ser ciudadano natural nacido en Estados Unidos. Tener por lo menos 35 años de edad y haber residido en la nación durante por lo menos 14 años.

>> EE.UU. usará tecnología obsoleta en elecciones presidenciales


Por: teleSUR

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.