• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El atacante había prestado sus servicios durante la invasión de EE.UU en Afganistán.

El atacante había prestado sus servicios durante la invasión de EE.UU en Afganistán. | Foto: Reuters

Publicado 9 julio 2016

Cinco policías fueron asesinados el pasado jueves por un joven afrodescendiente que quería "matar policías blancos" como una especie de venganza por las muertes de personas negras a mano de policías en EE.UU.

Cinco agentes de la policía de Dallas perdieron la vida y unas nueve personas resultaron heridas el pasado jueves, 7 de julio, durante una manifestación contra la violencia policial en esa ciudad de Texas.

Según medios estadounidenses, se trata de la peor matanza contra oficiales de ese país desde los atentados del 11 de septiembre de 2001.

>>Cinco policías muertos y heridos durante protesta en Dallas

El francotirador, un afro descendiente de 25 años identificado como Michan X. Johnson, dijo a las autoridades que "especialmente quería matar policías blancos", debido a que sentía indignación por las muertes, esta semana, de dos ciudadanos negros a manos de las fuerzas de seguridad en Luisiana y Minesota.

Luego de enfrentarse a la policía por varios minutos, el atacante, que había prestado sus servicios durante la invasión de EE.UU en Afganistán, fue abatido con un vehículo a control remoto mientras se encontraba atrincherado en un garaje del centro de la ciudad.

Conozca a los cinco policías fallecidos:

-Brent Thompson, 43 años: Se unió a la unidad de Transporte para el Área de Dallas (DART, por sus siglas en inglés:Dallas Area Rapid Transit) en 2009 y según el organismo, es el primer policía que muere en el cumplimiento de su deber desde 1989, cuando empezó a funcionar DART.

Thompson se había casado recientemente y, de acuerdo con su página de Facebook, había servido en la infantería de marina.

Además, había entrenado a policías en Irak y en Afganistán cuando trabajaba para una compañía privada de servicios militares, según dijo él mismo en una entrevista que le dio a The New York Times en 2006.

-Patrick Zamarripa, 32 años: Veterano de la armada estadounidense y padre de dos hijos.

Según el padre de la víctima, Rick Zamarripa, había servido en Irak y regresó a EE.UU. para "proteger a la gente aquí".

Se unió al departamento de la policía de Dallas después de dejar la armada y recientemente fue asignado a patrullar las calles en bicicleta.

-Michael Krol, 40 años: Oriundo de Michigan. Se unió a las filas del departamento de policía de Dallas en 2007.

Fue empleado de la oficina del sheriff del condado de Wayne en Michigan entre 2003 y 2007.

-Michael J. Smith, 55 años: Fue ranger del ejército, una formación militar élite, y estudió en el Instituto de Tecnología de Lamar.

Trabajó cerca de 30 años en el departamento de la policía de Dallas y era conocido por ser meticuloso y profesional, incluso pagaba por su entrenamiento cuando era necesario.

La Asociación de Policías de Dallas le otorgó el premio "Cops' Cop" ("Policía de policías").

-Lorne Ahrens, 48 años: Fue miembro de la policía de de Dallas por al menos 14 años y se le conocía por ser muy feliz.

Deja a dos hijos.

>>Sospechoso de tiroteo en Dallas quería matar policías blancos 

En contexto
La noche de este jueves se generaron manifestaciones espontáneas en la ciudad de Dallas, para pedir justicia por los dos afro americanos que fueron violentamente asesinados a manos de la Policía local. 09
Philando Castile, un afroamericano de 32 años, falleció la noche del pasado miércoles en Falcon Heights (Minnesota) por los disparos efectuados por un agente de policía que le había dado el alto porque su vehículo tenía un faro trasero roto.
Mientras, este jueves, Alton Sterling, un hombre de 37 años que vendía CDs en la localidad de Baton Rouge, Luisiana, murió a manos de dos agentes que le dispararon cuando ya había sido reducido. Ambos incidentes fueron grabados por los testigos. Estos dos últimos asesinatos han agravado la herida racial del país y la desconfianza de las minorías hacia las fuerzas policiales. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.