• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 17 marzo 2016

Voceros del Gobierno brasileño aseguran que la derecha de ese país impulsa una ofensiva imperial en la Cámara de Diputados que pretende acabar con las políticas progresistas aplicadas por Rousseff durante su gestión. 

La Cámara de Diputados de Brasil formó este jueves una comisión especial que se encargará de analizar si existen argumentos jurídicos para la apertura de un "juicio político", por pedido de la derecha brasileña, para destituir a la presidenta elegida constitucionalmente, Dilma Rousseff.

Rousseff es acusada de supuestas irregularidades contables en los balances gubernamentales de 2014 y 2015.

La comisión estará compuesta de 65 miembros y deberá elegir a su directiva y al diputado que actuará como instructor y notificar oficialmente sobre el proceso a Rousseff, quien tendrá un plazo de 10 sesiones para presentar su defensa.

>> Gobierno brasileño rechaza acción de juez contra Lula

El anuncio fue hecho por el presidente de la Cámara baja, Eduardo Cunha, quien responde ante el Tribunal Supremo a un proceso por presunta corrupción vinculada a la estatal Petrobras. 

La iniciativa anunciada por Cunha fue festejada por los opositores que entonaron el himno nacional entre las protestas de los legisladores del oficialismo.

Analistas políticos brasileños concuerdan en que desde hace varios meses la Fiscalía de Brasil respalda procesos judiciales contra el Gobierno dirigido por Rousseff, para evitar que Luis Inácio Lula da Silva presente su candidatura en las próximas elecciones presidenciales de 2018.

Por su parte, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, alertó este jueves las intenciones de la oposición en Brasil de ejecutar un golpe mediático - judicial contra la presidenta Dilma Rousseff, por lo que pidió a los movimientos sociales de ese país enfrentarlo.

>> Maduro alerta a la región sobre golpe mediático en Brasil

Desde que salió a la luz pública el caso de corrupción en Petrobras, la oposición brasileña pretende vincular a la presidenta Dilma Rousseff y a los miembros del Partido de los Trabajadores (PT) en el caso para solicitar su destitución. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.