• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Se trata de la primera vez que un expresidente brasileño asume cargo como ministro de uno de sus sucesores.

Se trata de la primera vez que un expresidente brasileño asume cargo como ministro de uno de sus sucesores. | Foto: @ebcnarede

Publicado 17 marzo 2016

El acto de toma de posesión se lleva a cabo en el Palacio de Planalto, sede de la presidencia de Brasil.

Desde el palacio de Planalto, la mandataria de Brasil, Dilma Roussef firmó el acta de la toma de posesión de los nuevos ministros de su gabinete, encabezado por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, como ministro de la Casa Civil (jefe de Gabinete o ministro de Presidencia).

Rousseff aseguró que cuenta con la experiencia de Lula en llevar las riendas de un país, con su la identidad con el pueblo y sobre todo con su capacidad incomparable de entender a las personas y trabajar en beneficio de la ciudadanía.

"Su presencia  aquí nos prueba que usted tiene la grandeza de los estadísticos y la bondad de los verdaderos líderes. Y nos prueba que no existen los obstáculos en nuestra disposición de trabajar por Brasil", dijo la mandataria.

La dignataria resaltó que tiene algo extremadamente importante en común con Lula, que es un proyecto generoso para Brasil y su pueblo.

Asimismo, señaló que se siente orgullosa de haber trabajado como ministra de la Casa Civil del Gobierno de Da Silva y celebró que nuevamente van a trabajar juntos por el beneficio de los brasileños.

"Por los brasileños nosotros estamos juntos otra vez", dijo.

EN CONTEXTO

Desde el pasado martes, la mandataria Dilma Rousseff y Da Silva sostuvieron prolongadas reuniones para debatir sobre la propuesta, condiciones y proyecciones a partir de este cambio.

El líder reemplazará a Jaques Wagner, quien asumirá una secretaría ejecutiva y tomará las riendas de la estrategia política del Gobierno.

>>Unasur respalda cargo ministerial de Lula da Silva

EL DATO: Se trata de la primera vez que un expresidente brasileño asume cargo como ministro de uno de sus sucesores.

A pesar de que muchos detractores de Lula han asegurado que este nombramiento no es más que un intento de obstaculizar el devenir de la justicia en el caso Petrobras, el exmandatario seguirá sometido al proceso de investigación.

>>Brasil: Oposición insiste en frenar nombramiento de Lula

La causa pasará a manos de la Corte Suprema, mientras que el Tribunal Federal  se encargará de procesar cualquier tipo de juicio en caso de que la justicia lo amerite.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.