• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Estado colombiano asume responsabilidad en masacre de Bojayá (2002), donde murieron 74 personas.

Estado colombiano asume responsabilidad en masacre de Bojayá (2002), donde murieron 74 personas. | Foto: teleSUR

Publicado 19 diciembre 2014

"Todos los responsables deben proceder al reconocimiento del daño causado y a su reparación, el Gobierno ha hecho lo propio", dijo el representante del Gobierno colombiano en los diálogos de paz, Humberto de la Calle.

El representante del Gobierno colombiano en los Diálogos de Paz, Humberto de la Calle, declaró este viernes que el Estado asume su responsabilidad en los hechos de la masacre de Bojayá, ocurrida en 2002, por la que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP) pidieron perdón. 

“Todos los responsables deben proceder al reconocimiento del daño causado y a su reparación, el Gobierno ha hecho lo propio, en diferentes ocasiones, en cabeza del presidente Juan Manuel Santos, ha asumido la responsabilidad del Estado”, dijo el funcionario.

Este miércoles las FARC emitieron un comunicado anunciando el cese unilateral e indefinido del fuego como acto para lograr el avance en la búsqueda de la paz y pidieron perdón a los familiares y víctimas de esta tragedia.

“El corazón del proceso son las víctimas”

Juan Manuel Santos

“Este gesto tiene un enorme significado, ocurre en medio de las discusiones sobre el desescalamiento del conflicto y precisamente al término de las cinco visitas de víctimas a La Habana”, dijo De la Calle. “Este acto hace patente que el reconocimiento de responsabilidad es la esencia de nuestro desafío para alcanzar la máxima satisfacción de sus derechos y para avanzar hacia la terminación del conflicto”, agregó.

Lea también: Cese al fuego: Paso al frente hacia la paz en Colombia

De la Calle citó al presidente Santos que en estos días señaló que “tenemos que reiterar el propósito de las conversaciones es que esto (la tragedia de Bojayá) no se repita, la razón de ser de la mesa es el fin de la guerra. El corazón del proceso son las víctimas, las que ya han sufrido, pero también las que tenemos el deber moral de evitar”.

La masacre de Bojayá fue perpetrada el 2 de mayo de 2002, cuando un cilindro bomba lanzado por las FARC mató a 74 personas que se refugiaban en la iglesia de la población, según un informe de la Fiscalía General de Colombia.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.