• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los colombianos quieren una paz irreversible. (Foto: Archivo)

Los colombianos quieren una paz irreversible. (Foto: Archivo)

Publicado 20 noviembre 2014

Las negociaciones de paz en La Habana podrían retomarse tras la liberación del General colombiano, Rubén Darío Alzate, detenido por las FARC. 

El deseo de todos los colombianos de que se continúen las negociaciones de paz en La Habana (Cuba) y poner fin al conflicto armado de más de 50 años en Colombia, ha empezado a dar sus frutos tras materializarse el acuerdo de condiciones para liberar al general Rubén Darío Alzate, detenido por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el pasado domingo.

Los países garantes de los Diálogos de Paz, Cuba y Noruega, anunciaron el miércoles que acordaron con las partes del conflicto, las condiciones necesarias para la liberación del alto militar Rubén Darío Alzate y sus cuatro acompañantes, quien fue retenido por las FARC en el departamento del Chocó (oeste colombiano) tras violar los protocolos de seguridad, entrando a una zona de conflicto vestido de civil.

Una vez que este hecho se materialice se podrán retomar las negociaciones, las cuales habían entrado en crisis tras una suspensión temporal del mandatario colombiano, Juan Manuel Santos.

Se espera que además de que sea liberado Rubén Alzate, también entreguen al cabo Jorge Rodríguez y la abogada al servicio del Ejército, Gloria Urrego.

Balance positivo

El jefe negociador de las FARC, Ivan Márquez, emitió este miércoles en la mañana un balance "altamente positivo" de los dos años de proceso de paz, que ya cuenta con acuerdos parciales en más de la mitad de la agenda.

Márquez recordó que la retención de Alzate fue un hecho normal dentro de una guerra, consecuencia de la negativa del Gobierno a decretar una tregua temporal para crear un "ambiente de tranquilidad" durante las conversaciones.

"No es sensato que continuémos matándonos en una confrontación que, de no parar, generará más prisioneros e incidentes que pueden poner en peligro la continuidad de la mesa de conversaciones", dijo el segundo comandante de las FARC.

El negociador del grupo insurgente insistió en que uno de los obstáculos en el proceso de negociaciones ha sido la posición del Gobierno de no permitir un cese el fuego bilateral.

Puntos complejos

Tras retomar las conversaciones en La Habana, las partes del conflicto tendrán por delante la tarea de resolver los puntos más complejos y delicados de la agenda: el resarcimiento de las víctimas y las condiciones para poner fin de las hostilidades y la entrega de las armas por parte de las FARC.

Hasta la fecha se han logrado tres de los cinco puntos de la agenda, referentes a tierras y desarrollo rural, participación política y drogas y cultivos ilícitos.

El tema que estaba actualmente en discusión, es la reparación de las víctimas y estaba previsto que la mesa recibiera a la quinta y última delegación de víctimas para fortalecer el debate con propuestas y testimonios.

Queda pendiente

El Gobierno colombiano y lel grupo insurgente, deberán salvar sus diferencias al llegar al último punto de la agenda, que tiene que ver con el fin del conflicto, la entrega de armas y el tránsito a la vida civil de los insurgentes. Estos temas ya se están trabajando desde agosto en la subcomisión técnica formada por militares.

El pueblo colombiano, las FARC y el propio Gobierno se mantienen optimista para que por fín se firme de manera irreversible la paz en Colombia.

"Nos entendemos mucho mejor. Estos dos años nos han permitido conocernos más y eso puede incidir en que, a partir de ahora, los resultados de las conversaciones sean más prácticos y viables", dijo el jefe negociador de las FARC, Ivan Márquez.

Desde el pasado 12 de noviembre de 2012 se lleva a cabo el proceso de paz en La Habana. El conflicto armado en la nación suramericana ha dejado casi cuatro millones de desplazados y 600 mil muertos en aproximadamente 50 años, en cuyo proceso también han participado grupos insurgentes, paramilitares de derecha y organizaciones relacionadas con el narcotráfico.

LEA TAMBIÉN:

En contexto: Cronología de los Diálogos de Paz


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.