• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Pobladores de Varanasi, India, marcharon para demandar el cierre inmediato de una fábrica de Coca-Cola. (Foto: India Resource Center)

Pobladores de Varanasi, India, marcharon para demandar el cierre inmediato de una fábrica de Coca-Cola. (Foto: India Resource Center)

Publicado 10 octubre 2014

La empresa exige autorización para extraer más agua subterránea para su planta en el estado de Uttar Pradesh, en la India, donde los pobladores enfrentan serios problemas de abastecimiento de agua potable para la población.

Los deseos de expandir la fábrica de Coca-Cola en el estado de Uttar Pradesh, India, se ven amenazados por la excesiva demanda que la empresa realiza de los pozos de agua.

Los residentes aledaños a la fábrica, tienen que excavar pozos cada vez más profundos para extraer agua porque la planta local de Coca Cola consume la mayor parte de las aguas subterráneas en la región.

La empresa de bebidas carbonatadas se queja porque la Autoridad Central de Aguas Subterráneas de India se demora "excesivamente" para dar los permisos de extracción, que ha generado pérdidas para la Coca-Cola de unos 24 millones de dólares, así lo recalcó Kamlesh Sharma, portavoz de Coca-Cola en India.

La compañía acude a extremas medidas como la recolección de agua de lluvia para recargar dos veces la cantidad de agua para fabricar bebidas.

En contraste a la queja de Coca-Cola, actualmente las aguas subterráneas son la única fuente de agua potable para más de 15 mil millones de personas en el mundo, mientras el arsénico y otras sustancias contaminantes privan a la población de 200 distritos de la India del preciado recurso, según datos de la empresa de consultoría Accenture y el fondo de protección de fauna WWF India.

La India se enfrenta a uno de los mayores retos de carencia de agua potable en el mundo. 

Y en aras de revertir este peligro, el Primer Ministro del país, Narendra Modi, planea responder a esta amenaza vinculando 30 ríos, un proyecto que podría costar alrededor de 92 mil millones de dólares.

Además, el Consejo Central para Aguas Subterráneas anunció el pasado mes de julio un plan para construir reservas de agua de lluvia y estructuras para recargar aguas subterráneas. 

El gobierno central está tratando de convencer a los estados, que administran el recurso, para aprobar una ley para frenar el uso excesivo. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.