• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Boceto del esqueleto del

Boceto del esqueleto del 'Nasutoceratops titusi', publicado en la revista británica 'Proceedings of the Royal Society (Foto: El Periodico)

Publicado 1 abril 2014

Coca-Cola Iberian Partners, la embotelladora del refresco estadounidense en España, ejecutó este martes el despido de 235 trabajadores, todos de la plantilla de su fábrica en Fuenlabrada (Madrid), una vez que el pasado 14 de marzo finalizara el plazo del 'plan de adhesión voluntaria' propuesto por la empresa.

Iberian Partners, que es el resultado de la fusión de las antiguas embotelladoras regionales, anunció el pasado mes de enero el cierre de cuatro fábricas en España, así como un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para mil 190 trabajadores.

Los despidos ejecutados afectan al 40 por ciento de la plantilla de Fuenlabrada. Los empleados de las otras plantas abocadas a cerrar (Asturias, Alicante y Palma de Mallorca) se habían adherido voluntariamente a la última propuesta de la empresa, aseguran fuentes de la embotelladora.

Sin embargo, el sindicato CCOO cuestiona esta cifras, y calcula que sólo 56 trabajadores de los más de 500 que tenía la fábrica madrileña en plantilla se han adscrito al ERE. "Esto no cambia nada la situación. Hemos impugnado el ERE en los tribunales y confiamos en una sentencia favorable".

Los empleados de Fuenlabrada, en huelga indefinida desde finales de enero, han descubierto los despidos al recibir la indemnización en sus cuentas bancarias: 33 días por año y un total de 24 mensualidades, más 700 euros de "compensación", ya que la empresa no ha respetado el plazo de comunicación del despido, denunció el sindicato.

"No vamos a tocar el dinero porque en el momento que declaren nulo el ERE tendremos que devolverlo. Nosotros queremos el puesto de trabajo, vamos a seguir en la lucha. Si no quieren que vayamos al juicio, que abran la mesa de negociación", afirmó este martes uno de los trabajadores de la planta del sur de Madrid.

Desde que iniciaron la huelga indefinida, la plantilla de Fuenlabrada ha protagonizado numerosas movilizaciones y se ha sumado a protestas como las Marchas de la Dignidad del 22 de marzo o la huelga de estudiantes de la semana pasada. También han promovido un boicot al refresco en la ciudad con el lema 'Si Madrid no fabrica, Madrid no consume'.

El domingo, los trabajadores volvieron a marchar desde la localidad madrileña a la Puerta del Sol. "Con esta decisión, la empresa sólo apuesta por enconar el conflicto. Si esta es su opción, vamos a tirar la marcha abajo. Que se vayan preparando", adviertió Juan Carlos Asenjo, portavoz de CCOO en Fuenlabrada.

La Federación Agroalimentaria del sindicato insistía hoy, mediante una nota de prensa, en su predisposición a la "negociación y el acuerdo" pero "sin cierres ni despidos forzosos" en las embotelladoras. "Desde CCOO hemos sido claros y coherentes desde un principio, una empresa multinacional con enormes beneficios no puede nunca presentar un despido colectivo", señalan en el comunicado.

"Es más que evidente que esta medida no favorece a la resolución del conflicto, más bien al contrario", añadieron. El sindicato ha vuelto a destacar que los despidos se concentran en la plantilla de Casbega, la antigua embotelladora de Coca Cola en el centro peninsular. De hecho, los trabajadores de Fuenlabrada confirman que la indemnización recibida ha llegado a nombre de esta compañía regional, propietaria de la planta, y no de Iberian Partners.

Además, CCOO acusó a la empresa de "desvirtuar la realidad" mediante "campañas publicitarias y mediáticas" en los medios de comunicación "anunciando a bombo y platillo, que en Coca Cola no se despide, y que con los 'voluntarios' la empresa había cumplido todos los objetivos que pretendían en el ERE".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.