• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La situación en la frontera colombo-venezolana podría formar parte de la agenda de la cumbre Unasur.

La situación en la frontera colombo-venezolana podría formar parte de la agenda de la cumbre Unasur. | Foto: Archivo

Publicado 15 septiembre 2015

La cumbre presidencial aún no tiene definido el lugar ni los puntos específicos confirmados. 

El problema fronterizo que enfrentan Venezuela y Colombia sería uno de los principales temas que abordarían los jefes de Estado que conforman la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) el próximo 21 de septiembre promovida por Argentina y convocada por la presidencia pro témpore del bloque regional (Uruguay). 

Hasta la fecha se desconoce en donde se desarrollará el encuentro y los puntos a tratar, por lo que se cree que el cierre de la frontera colombo-venezolana sería uno de los principales de acuerdo con las declaraciones ofrecidas este martes por la canciller de Venezuela, Delcys Rodríguez. 

Desde que el mandatario venezolano Nicolás Maduro decretara estado de excepción constitucional en varios municipios fronterizos con Colombia, sectores de la ultraderecha insisten en “pintar” una guerra entre ambas naciones, acción que no ha tenido resultado pues los dos Gobiernos han reiterado su disposición de diálogo para solucionar el problema. 

No deje de leer: Unasur y Celac garantes de la paz en Latinoamérica

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y su homólogo colombiano Juan Manuel Santos han manifestado su intención de reunirse para abordar el problema fronterizo que viven los dos países. Desde entonces sus cancilleres se han reunido para fijar una agenda definitiva para poner fin al problema fronterizo. 

Maduro ha dicho que está dispuesto a dialogar con su par colombiano bajo el ámbito bilateral y el ámbito regional. Por su parte, Santos dijo que su política exterior se basa en firmeza, prudencia, diplomacia y diálogo con su homólogo Nicolás Maduro sólo para encontrar soluciones. 

Ataques a la democracia en Latinoamérica

​Países tales como como Argentina, Venezuela, Bolivia, y Ecuador siguen siendo el blanco para de la derecha opositora internacional.

Actualmente, la izquierda Latinoamericana es el punto principal de estos golpes que intentan tumbar a sus mandatarios con el impulso de campañas madiáticas adaptadas con mentiras y verdades a medias que incitan a la violencias en la población y en sus calles, ataques en la economía y acciones desestabilizadoras.

Desde Ecuador, el presidente Correa explica que es una estrategia nacional hacia los gobiernos progresistas de America Latina. Enfatizó que así como empezó con Dilma Roussef, Cristina Fernández, Nicolás Maduro; ahora es en su contra.

Desde junio, sectores minoritarios han organizado protestas en el país, especialmente en Quito y Guayaquil, para intentar desestabilizar al Gobierno de Ecuador y las cuales han terminado en su mayoría en violencia.

Ante este escenario, el primer mandatario ecuatoriano ha llamado en reiteradas oportunidades al diálogo nacional para debatir sobre la igualdad, distribución de la riqueza.

Sepa: Ecuador: ELAP prepara acciones antigolpistas en Latinoamérica
 

En Brasil, luego de que la oposición brasileña promoviera marchas para exigir la destitución de la presidenta Dilma Rousseff, utilizando el escándalo de corrupción de la petrolera Petrobras como excusa, la mandataria pidió castigar a los responsables de este delito.

Nuevamente, la oposición es dominada por los grandes consorcios comunicacionales en ese país y promoviendo las protestas violentas y ataques coordinados desde la región oeste de Sao Paulo, que dejó a 19 personas fallecidas y siete resultaron heridas.

Para Beto Almeida, analísta, precisó que en estas protestas predomina la clase media y alta de la sociedad de Brasil, a diferente de los sectores humildes y afrodescendientes. Indicó que estos conflictos buscan solo debilitar la gestión constitucional del Roussef.

La Revolución Indígena de Bolivia, liderada por el presidente Evo Morales, ha tenido un intento de desarticulación con sus procesos revolucionarios por la derecha imperialista.

En esta nación, el Comité Cívico Potosínista (Comcipo) ha llevado a cabo protestas que siguen el prototipo violento, sin propuestas y argumentos. Uniéndose a la lista de comités cívicos, que en el contexto boliviano, son utilizados para bloquear la gestión progresista del presidente Evo Morales, que ha respondido con el diálogo para resolver los conflictos y atender sus demandas.

No obstante, el boliviano también advierte sobre la necesidad de crear una estructura de defensa ante este método, que amenaza a la región del imperialismo norteamericano que intenta alebrestar a Bolivia económicamente.

Sepa: Bolivia: avanza propuesta para reelección de Evo Morales

En el pueblo venezolano, el presidente Nicolás Maduro se ha tenia que enfrentar a una guerra económica unidas a protestas violentas liderizadas por políticos opositores, llamadas “guarimbas” en la que dejaron como resultado decenas de muertos y heridos durante su proceso en el 2014.

Para Maduro, el poder imperial ha desarrollado una ofensiva porque creen que han podido revertir los procesos de cambio revolucionarios en América Latina y Venezuela. “Alerto el evaluar las coincidencias que se dan en los países latinos”.

Lea más: Venezuela: víctimas de las guarimbas exigen justicia

Buitres contra estabilidad en Argentina: Estos hechos se acentúan en Argentina, donde la presidente Cristina Fernández, enfrenta un golpe ejecutado por la derecha y el Poder Judicial argentino.

De igual manera se intensificó por la denuncia que hizo el fallecido fiscal Alberto Nisman y que retomó su colega Gerardo Pollicita, por el supuesto encubrimiento de Irán en el atentado contra la Asociación Mutual Israelita (AMIA), la cual ha sido considerada como una estrategia activa de desestabilización.

Lea: Advierten "golpe de Estado blando" en Argentina

Planes golpistas detrás de El Salvador: el mandatario salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén ha tenido que enfrentarse también a los peligros de estos ataques, que se mostraron a través de un paro del transporte público obligado por la pandilla “Maras”, en medio de una serio de intentos de protestas de un pequeño grupo de soldados.

Sánchez Cerén explicó que el partido de derecha Alianza Republicana Nacionalista (Arena) mantiene una campaña difamatoria y de mentiras para poder volver al Gobierno, y enriquecer a unos pocos. Apoyándose en manifestaciones violentas, manipulación mediática, y guerra económica que lo único que ha logrado es demostrar su debilidad de derecha opositora.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.