• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
En esta labor prestaron sus servicios unos 350 bomberos apoyados por un centenar de vehículos.

En esta labor prestaron sus servicios unos 350 bomberos apoyados por un centenar de vehículos. | Foto: EFE

Publicado 9 agosto 2016





Los cuerpos de seguridad trasladaron a los ciudadanos hasta instalaciones militares en horas de la madrugada a fin de prestar protección.

Al menos 300 personas fueron evacuadas este martes en la isla de Madeira y en el sur de Portugal a causa de incendios forestales, que han avanzado en otras regiones tras cebarse sobre todo en el norte del país.

Según informa la responsable de Protección Civil del gobierno regional, Rubina Leal, el desalojo se registró en horas de la madrugada y las personas fueron llevadas hasta instalaciones militares para garantizar la seguridad.

>>Miles de bomberos combaten incendios forestales en Portugal

Asimismo, precisó que en Madeira varias casas fueron destruidas por diversos focos ígneos en la región de Funchal, capital del archipiélago en aguas del Atlántico.

"No puedo decir cuántas casas fueron destruidas porque los servicios de auxilio aún están en el terreno, y primero debemos apoyar a la población desplazada y controlar el incendio", dijo Leal.

Se conoció también que en la comuna de Silves (sur) unas 50 personas fueron evacuadas como medida de precaución antes de que el incendio de un bosque pudiera ser aislado la madrugada de este martes.

En esta labor prestaron sus servicios unos 350 bomberos apoyados por un centenar de vehículos.

Por su parte, el norte del país sigue siendo la región más afectada por los siniestros que se intensificaron desde el sábado a causa de las condiciones meteorológicas, con elevadas temperaturas por encima de los 35 grados centígrados.

>>Colombia evacúa instituciones por incendios forestales

En contexto
Durante el verano boreal se hacen muy comunes los incendios forestales en Portugal y en el sur de Europa en general. 
Los bomberos portugueses atribuyen la destrucción de grandes áreas cada año a la mala administración de los bosques.
Con un área forestal de unos tres millones de hectáreas, Portugal fue considerado el Estado europeo más castigado por las llamas entre 2000 y 2010, con una superficie media quemada superior a la de países mayores, como la vecina España.​

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.