• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Cardozo reiteró la exigencia de la resolución de la Cámara.

Cardozo reiteró la exigencia de la resolución de la Cámara. | Foto: @SenadoFederal

Publicado 5 mayo 2016

El abogado de la mandataria afirmó que no fue razonable lo que hizo esa instancia cuando aprobó el juicio político el domingo 17 de abril para que pasara a ser analizado en el Senado. 

El abogado defensor de la presidenta Dilma Rousseff, José Eduardo Cardozo, manifestó durante su intervención en la reunión de la Comisión Especial del Senado, que las razones que dieron los parlamentarios en la Cámara de Diputados para aprobar el juicio político contra la mandataria "no tenían nada que ver con el proceso". 

Señaló que lo que se hizo en esa instancia no fue razonable porque los diputados anunciaron previamente la opción por la que votarían, lo que es considerado una violación del proceso legal.

Además, la defensa alegó una falta de resolución de la Cámara y no ha sido publicada. 

>> Unasur advierte serias consecuencias si destituyen a Rousseff

En este sentido, rechazó que la comisión de 21 senadores, que analiza el pedido de juicio político para decidir si se abre o no el proceso, dijera que eso no los perjudicaba.

Además, fue tan impreciso lo que la Cámara hizo, que los senadores estuvieron mucho tiempo discutiendo cuál era el objeto de la acusación. 

"Claro que nos perjudicó esa situación porque si hubiese una resolución hubiese quedado claro cuál era el objeto", dijo. 

>> Rousseff reitera que acusaciones en su contra no tienen bases

Asimismo, manifestó que por eso solicitó que se suspendieran los trabajos del juicio hasta que la Cámara presentara la resolución. Aseveró que no es cierto ese argumento que usaron para validar la votación de los diputados diciendo que en los actos políticos se puede hacer y decir cualquier cosa.

En contexto

Desde que salió a la luz pública el caso de corrupción en Petrobras, la oposición brasileña pretende vincular a la presidenta Dilma Rousseff y a los miembros del Partido de los Trabajadores (PT) para impedir que se mantengan al frente del Gobierno.

La acusación central de la oposición contra Rousseff para justificar un juicio político es la supuesta violación de normas fiscales al maquillar el déficit presupuestal de 2015. Sin embargo, no se han presentado pruebas contra la mandataria brasileña, quien ha reiterado su inocencia.

Pese a la falta de una base legal para realizar un juicio político en contra de Rousseff, el pasado 17 de abril la Cámara de Diputados aprobó el pedido de impeachment con 367 votos a favor, 137 en contra, siete abstenciones y dos ausentes. 

El caso pasó a una comisión de 21 senadores, la mayoría de oposición, que está analizando los argumentos de la acusación y la defensa de la presidenta.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.