¿Por qué Brasil rechaza la reforma previsional de Temer? | Noticias | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Organizaciones sociales expresan su rechazo a la reforma previsional propuesta por Michel Temer

Organizaciones sociales expresan su rechazo a la reforma previsional propuesta por Michel Temer | Foto: @Brasil_de_Fato

Publicado 19 febrero 2018

La reforma a las jubilaciones viola los derechos de millones de brasileros a obtener una pensión justa y cónsona con los años trabajados.

La Central Única de Trabajadores (CUT) de Brasil junto a movimientos sociales y otras centrales sindicales iniciaron este lunes una movilización contra la Reforma Previsional que pretende imponer el presidente de facto Michel Temer.

La reforma al sistema de pensiones y jubilaciones es una de las principales banderas del gobierno de facto y considerada como vital para la recuperación de la economía de Brasil tras dos años de recesión económica.

>> Inicia en Brasil movilización contra medidas de Michel Temer

La propuesta previsional de Michel Temer ha sufrido varias modificaciones del proyecto originalmente presentado a mediados del 2017.

La reforma previsional de Temer

Bautizada como Propuesta de Enmienda Constitucional (PEC) 287/2016, la iniciativa considera un mínimo de 25 años de cotización antes del retiro y una edad mínima de 65 años para jubilarse, igualando la condición de hombres y mujeres.

También contempla la contribución de 49 años para tener derecho a jubilación integral; y la prohibición de la acumulación de beneficios, como pensión y jubilación.

Los servidores públicos tendrán un mínimo de 25 años, y todos los trabajadores deberán trabajar 40 años para jubilarse con una pensión completa.

El nuevo proyecto mantiene la edad mínima de jubilación de 65 años para los hombres y 62 años para las mujeres. En tanto, los militares quedan excluidos de esta nueva normativa.

>> Brasileños marchan contra la reforma previsional de Temer

De acuerdo a la antigua ley previsional los brasileños se jubilan de acuerdo con los años trabajados, a menudo mucho antes de llegar a los 65 años. Pero con la reforma esto cambiará.

Si bien el valor mínimo de la jubilación continuaría siendo el salario mínimo, la edad mínima de 65 años para jubilar no será fija: subirá al menos dos veces hasta 2060, llegando a los 67 años. 

Desaprobación popular a la reforma previsional de Michel Temer. 
@Brasil_de_Fato 

Asimismo, sube de 60 a 65 la edad mínima para que las mujeres se jubilen y se equiparan a los hombres.

El cambio que más polémica ha generado es la obligación de cotizar durante 49 años para poder tener derecho a una jubilación integral, tanto para el sector privado como el público. 

Si alguien quiere jubilarse con la edad mínima (65 años) y recibir la pensión integral, deberá comenzar a contribuir con 16 años de edad.

De no ser así, se cobrará un proporcional. Por ejemplo, quien contribuya sólo 25 años tendrá garantizado el 76 por ciento  del valor de la pensión. 

Actualmente la jubilación integral básica es de 5.189,82 reales (unos US$ 1.536), monto que se actualiza por inflación anual.

>> Movimientos sociales de Brasil rechazan intervención militar

En noviembre pasado el diputado Orlando Silva, del Partido Comunista de Brasil  (PCdoB) señaló la propuesta de Temer va a  “castigar aún más a los millones de trabajadores y trabajadoras. No es aceptable, por ejemplo, que hombres y mujeres tengan que tener el mismo tiempo mínimo para acceder al beneficio, porque es preciso considerar que las mujeres aún tienen una jornada triple”.

La reforma previsional y laboral son las piedras angulares de las reformas del presidente de facto para atraer la inversión privada y mostrar a Brasil como un país atractivo para invertir.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.