• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Temer es profundamente rechazado porque se le identifica como uno de los responsables del golpe "blando" que se le aplicó a Rousseff.

Temer es profundamente rechazado porque se le identifica como uno de los responsables del golpe "blando" que se le aplicó a Rousseff. | Foto: Reuters

Publicado 6 agosto 2016

Con los ojos de la prensa internacional puesta en Brasil, los ciudadanos se pronuncian en redes sociales contra el Gobierno interino de Temer.

Las manifestaciones en contra del Gobierno interino de Michel Temer en Brasil no han cesado desde que el proceso judicial, sin fundamentos, abierto en contra de la mandataria constitucional, Dilma Rousseff, la apartó de su cargo. Pero las muestras públicas de descontento contra el actual mandatario han adquirido un especial matiz ahora que han iniciado los Juegos Olimpicos de Río 2016, pues son muchos los ojos que se posan sobre este país.

Desde este viernes, a las 11H00 hora local (14H00 GMT), movimientos sociales y políticos como la Central Única dos Trabajadores (CUT), la Unión Nacional de Estudiantes (UNE), el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) y el Movimiento de Trabajadores sin Techo (MTST) salieron a las calles para alcanzar una mayor visibilidad internacional a las protestas contra el golpe parlamentario que se aplicó a Rousseff.

>> Rousseff: Golpe afecta la democracia y desprestigia a Brasil

Y es que para muchos ciudadanos Río 2016 ha dejado de ser un fiesta: “Tenemos que ir a las calles todos los dias. Estas Olimpíadas no representan al pueblo brasileño. Mi ‘Olimpiadas’, comenzaron en 2001, cuando las políticas públicas comenzaron a acontecer, la democratización de la salud y de la educación comenzó a ser efectiva. Fue en ese contexto que se proyectaron las Olimpíadas en Brasil, pero no es en ese contexto que ellas están ocurriendo, sino en medio de un golpe”, manifestó Talita Matos, educadora que participaba en una de las caminatas protagonizadas por las fuerzas luchadoras.

El punto cumbre fue cuando, pese a todos los cambios de protocolo y al cuidado técnico de los organizadores, los abucheos de los brasileños durante el discurso de apertura de Temer no pudieron ser opacados.

El rechazo hacia las políticas de Gobierno de Temer y la defensa de los avances sociales alcanzados durante el mandato de Rousseff se hace sentir cada vez con más fuerza, y para este fin, los brasileños, así como personas de otras nacionalidades, hacen uso de las redes sociales para expresar su sentir respecto a este tema.

La etiqueta #ForaTemer no deja de circular en las redes sociales. En el segundo día de los Juegos Olímpicos, mientras se espera a que se programen nuevas rondas de protestas; los brasileños no se quedan en silencio e inundan las redes sociales para expresar su sentir entorno al Gobierno interino, aportando al ambiente deportivo de la nación suramericana un tinte político por una realidad que sus habitantes no quieren vivir:

>> Brasileños abuchean a Michel Temer en inauguración de Río 2016​

>> JJOO: Detienen en Sao Paulo al menos a 35 personas por protestas

En contexto
Acusado de golpista y de montar un “Gobierno ilégitimo” mediante la artimaña de un impeachment que apartó a Dilma Rousseff de sus funciones el pasado 12 de mayo; Temer en su breve período en el poder ha dejado claro que sus políticas en el plano económico están marcadas por las privatizaciones y los recortes, un situación que acrecienta el disgusto entre la población.
Rousseff, mientras tanto, se ha visto obligada a separarse de su cargo por un período no mayor a 180 días, luego de que el Senado aprobara la ejecución de un juicio político en su contra con 55 votos a favor, 22 en contra y 1 abstención (de 78 de los 81 miembros del cuerpo colegiado). En este período las autoridades brasileñas deben evaluar todas las pruebas que no fueron presentadas ni en la Cámara baja, ni en el Senado cuando la acusaron de supuesta corrupción.
Si Rousseff es considerada inocente, ella podrá retomar sus funciones. De ser considerada culpable, la mandataria sería suspendida en forma permanente y estará inhabilitada por ocho años.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.