• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"Estoy triste por no poder asistir a esta fiesta en vivo y con colores, pero estaré acompañando y apoyando a Brasil", expresó Rousseff.

"Estoy triste por no poder asistir a esta fiesta en vivo y con colores, pero estaré acompañando y apoyando a Brasil", expresó Rousseff. | Foto: Reuters

Publicado 5 agosto 2016

La mandataria Dilma Rousseff aseguró que pese a no asistir a la ceremonia inaugural estará acompañando y apoyando a Brasil.

La presidenta Dilma Rousseff, a quien se le impide ejercer sus funciones por un juicio político, dijo este viernes que no participará en la inauguración de los Juegos Olímpicos Río 2016, cuyo maestro de ceremonia es Michel Temer, un presidente ilegítimo.

“No creo que sea apropiado que la Presidenta apartada asista a una ceremonia cuyo maestro de ceremonia es un presidente ilegítimo", expresó Rousseff, cuyo destino será definido por los senadores a fines de agosto.

La mandataria admitió sentir una profunda tristeza al no poder asistir a la inauguración de los Juegos Olímpicos este viernes en el legendario estadio de Maracaná.

"Estoy triste por no poder asistir a esta fiesta en vivo y con colores, pero estaré acompañando y apoyando a Brasil", escribió Rousseff hoy en su cuenta de twitter, unas horas antes del acto que reúne a varios jefes de Estado. 

El presidente interino Michel Temer, su exvicepresidente y ahora enemigo, será quien proclame el inicio de la competencia en un micro discurso con el cual intentará evitar que los abucheos en su contra sean escuchados por los medios. Al menos tres protestas tienen lugar este viernes en su contra. 

Tras recibir la invitación por parte del Comité Olímpico Internacional (COI), la presidenta Dilma junto con Luiz Inácio Lula da Silva, político revolucionario también invitado, decidieron no asistir a la ceremonia de inauguración debido a la presencia de Temer.

"Participé desde el inicio para traer los Juegos Olímpicos a Brasil. No voy a participar como espectadora de un acto del cual fui protagonista", explicó sobre su decisión Rousseff unos días atrás.

Por su parte, el expresidente Lula da Silva no hizo declaraciones al respecto de su decisión. Sin embargo, en su oficina de prensa expresó que no hay "clima político para ello". 

En contexto

Temer sustituye a la presidenta Dilma Rousseff desde el pasado 12 de mayo cuando se instauró un juicio político que la suspendió temporalmente de sus funciones.

 A la presidenta se le acusa de emitir créditos suplementarios sin previsión en el Presupuesto Nacional y sin la autorización del Congreso y de atrasar pagos a bancos públicos del país para financiar programas sociales.

Los especialistas reconocieron que Rousseff sí emitió créditos suplementarios sin la aprobación del Congreso, sin embargo, señalaron que esto no constituye suficiente razón para iniciar el juicio de destitución debido a que no es un crimen de responsabilidad. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.