• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
 El experimento fue empleado en regiones de Australia, Indonesia y Vietnam. (Foto: EFE)

El experimento fue empleado en regiones de Australia, Indonesia y Vietnam. (Foto: EFE)

Publicado 29 septiembre 2014

Un laboratorio brasileño liberó 10 mil mosquitos contaminados que impide transmitir el virus del dengue. La campaña se desarrollará en los próximos cuatro meses.

Un laboratorio brasileño liberó 10 mil mosquitos portadores de una bacteria que les impide transmitir el dengue y con la que pretenden minar la reproducción de los insectos que transmiten la enfermedad.

Luego de dos años de investigaciones, hace cuatro días la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), esparció a los mosquitos en la favela Tubiacanga de Río de Janeiro (norte de Brasil) en el desarrollo de la campaña "Eliminar el dengue: desafío de Brasil" y forma parte de un proyecto internacional que prueba ese método de combate a la enfermedad en varios países.

Los expertos inyectaron la bacteria Wolbachia, presente en el 60 por ciento de los insectos del mundo la cual califican de inofensiva en el ser humano, en el Aedes aegypti, el mosquito que transmite el dengue, con el propósito de que las nuevas generaciones hereden este bacilo y poco a poco aumente su porcentaje en el ambiente.

En los próximos tres o cuatro meses, en función de la adaptación en el ambiente de los insectos, se liberarán semanalmente 10 mil mosquitos en la Isla del Governador (oeste de la bahía de Guanabara, en el estado de Río de Janeiro) inocuos en esta comunidad.

El científico de la Fiocruz y líder de dicho proyecto en Brasil, Luciano Moreira, confirmó que el año próximo se deberían notar los cambios. Calcula que la inmunización tiene un 60 por ciento de eficacia contra la fiebre amarilla y el virus chikungunya, sin embargo esto sigue en evaluación.

Con la autorización del Instituto Brasileño del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (Ibama) la Fiocruz importó los primeros huevos de Aedes con Wolbachia desde Australia. En cuatro años, tres millones de dólares se invirtieron en el proyecto.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.