• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 2 diciembre 2015

En poco más de dos meses, Rusia ha logrado reducir a la mitad los ingresos del Daesh o autodenominado Estado Islámico (EI). 

La operación aérea que lleva a cabo Rusia en Siria, para combatir el terrorismo, ha ocasionado que los ingresos del autodenominado Estado Islámico (EI), hayan pasado de 3 a 1,5 millones de dólares diarios. 

Así lo informó el Ministerio de Defensa ruso a través de un comunicado, que explicó cómo los bombardeos aéreos en la nación árabe han destruido parte de las fuentes de ingresos de los extremistas, quienes comercializan ilegalmente el petróleo sirio e iraquí. 

Lea también: Rusia demuestra que Turquía compra petróleo al Estado Islámico

La organización terrorista recibía ingresos de 3 millones de dólares al día por el crudo ilegal, ahora obtienen la mitad, unos 1,5 millones diarios, destaca RT. 

Por su parte, el jefe de la Administración Operativa del Estado Mayor, Serguéi Rutskói, precisó que desde que se lleva a cabo la operación aérea han sido destruidas más de mil autocisternas con petróleo del EI, además de 32 complejos y 11 fábricas petroleras. 

Por otra parte, el ente ruso aseguró que Turquía ha sido uno de los países en adquirir el crudo que vende ilegalemente el grupo mercenario. 

El Ministerio de Defensa ruso dijo más de mil 722 vehículos han salido cargados de petróleo sirio hasta suelo turco. 

Lea también: Al Assad: "Rusia ha obligado al Estado Islámico a retroceder"

Mientras que el corresponsal de teleSUR, Hisham Wannous, dijo que el Ejército Árabe sirio en coordinación con las operaciones rusas han recuperado varias localidades que estaban en control de los extremistas. 

En contexto

Rusia, a solicitud de Siria y con apoyo del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, realiza operaciones antiterroristas desde el pasado 30 de septiembre que han destruido más de 820 posiciones del EI.  
El pasado 24 de noviembre, Turquía derribó un caza ruso que regresaba a su base aérea, luego de participar en una operación contra los radicales en Siria, alegando que se violó su espacio aéreo, sin embargo, Rusia denunció que los argumentos del Gobierno turco eran falsos. 
Días después, el canciller ruso, Serguéi Lavrov, denunció que fuentes confiables aseguraban que en la frontera turca grupos extremistas reciben apoyo de ese país a través de armisticio y entrenamiento.   

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.