• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó el ataque contra el templo de Baalshamin.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó el ataque contra el templo de Baalshamin. | Foto: EFE

Publicado 24 agosto 2015
teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada

"Estos ataques de terror bárbaros se suman a una larga lista de crímenes cometidos desde hace cuatro años en Siria contra sus habitantes y su patrimonio", dijo el representante de la ONU.

Para el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, es un horror lo que sucedió en Palmira, Siria, donde los miembros del autodenominado Estado Islámico (EI) explotaron con dinamitas un célebre templo, una semana después de la decapitación del director de Antigüedades y Museos del país. 

Leer aquí: Siria: Estado Islámico agudiza crímenes contra civiles

Miembros del Estado Islámico, que tiene control de Palmira (este de Siria) desde mayo, dinamitaron el templo de Baalshamin y destruyeron la mayor parte del edificio, que comenzó a construirse en el año 17 y fue embellecido en el 130 por el emperador romano.en el año 130, estaba inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Leer más: Ejército sirio combate con el Estado Islámico en Homs

 

La destrucción de sitios inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial  de la UNESCO es considerado un crimen de guerra. Ban Ki-moon 

 

El representante de la ONU manifestó a través de un comunicado que "estos ataques de terror bárbaros se suman a una larga lista de crímenes cometidos desde hace cuatro años en Siria contra sus habitantes y su patrimonio". 

Mazen, un habitante de la ciudad de Palmira, pidió ayuda a las organizaciones competentes, pues asegura que la situación se ha vuelto insostenible. 

No deje de leer: Siria: EI decapitó al arqueólogo más respetado de Palmira

EN CONTEXTO
Desde el 20 de mayo, el Estado Islámico mantiene el control de la ciudad de Palmira, ubicada al este de la provincia de Homs. Esta ciudad es famosa por sus columnas romanas, templos y torres funerarias, monumentos inscritos en la Unesco como Patrimonio mundial de la Humanidad.
Palmira fue en los siglos I y II d.C. uno de los centros más importantes del mundo antiguo y punto de encuentro de las caravanas en la Ruta la Seda, que atravesaban el árido desierto del centro de Siria. 

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.