• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Ted Cruz deberá enfrentarse al empresario, Donald Trump, que se perfila como uno de los favoritos del partido conservador republicano.

Ted Cruz deberá enfrentarse al empresario, Donald Trump, que se perfila como uno de los favoritos del partido conservador republicano. | Foto: EFE

Publicado 1 febrero 2016





Iowa será el estado clave de los once en total, donde se lleva a cabo el proceso electoral selectivo, para conocer a los candidatos presidenciales de EE.UU. 

Los precandidatos republicanos y demócratas se medirán en las urnas este lunes para definir a los aspirantes a las elecciones presidenciales de Estados Unidos (EE.UU.), que se efectuarán el 8 de noviembre de este año. 

Iowa será el estado que definirá una vez más la tendencia para ambos partidos, con la que los precandidatos conocerán la nominación de forma automática.

La selección de candidatos es un proceso complejo, bajo dos modalidades que son primarias y asambleas, mejor conocidas como “caucus”, en las que delegados de las dos únicas fuerzas políticas en ese país, eligen a los candidatos que obtengan la mayoría absoluta.

Hillary Clinton, por el partido demócrata y Donald Trump, por el partido republicano, se perfilan como los favoritos de la contienda electoral. 

Trump que enfrenta diferencias dentro de su propia tolda política, ha ganado terreno en las encuestas, gracias a un discurso controversial no solo contra el actual Gobierno, sino también en rechazo a las medidas tomadas por regímenes republicanos anteriores, como la recordada invasión a Irak encabezada por George W. Bush. 

Lea también: 11 claves para entender las elecciones primarias de EE.UU.

EL DATO

Los demócratas eligen 4 mil 764 delegados y los republicanos 2 mil 472 que participan en las primarias que se realizan en los estados: Iowa, Nevada, Idaho, Alaska, Washington, Hawái, Kansas, Louisiana, Kentucky, Maine y Nebraska.
Los habitantes Iowa son considerados como los que mejor estudian a los candidatos por los casos de  Obama en 2008, Carter, en 1976; Gore, en 2000 y Kerry en 2004.

El magnate cuenta con un 28 por ciento de respaldo, mientras que su principal contrincante dentro del mismo partido, Ted Cruz, tiene hasta 23 por ciento de apoyo, destaca EFE. 

En ese sentido, la estrategia del partido y del mismo Cruz, se ha enfocado en fortalecer la campaña en Iowa, para asegurar el triunfo de éste, aunque el discurso radical de Trump contra los refugiados ha tenido reacciones en la sociedad norteamericana.

Entretanto, Hillary Clinton, que se ve como una de las “favoritas” se enfrenta al mismo escenario que Cruz, tras el escándalo de la investigación emprendida por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI por su sigla en inglés) por el supuesto mal uso de correos electrónicos confidenciales. 

Entre dos y tres puntos de diferencia, separan a Clinton de su rival demócrata, Bernie Sanders, según encuestas. 

Clinton, ha contado con el 45 por ciento de los votos entre los asambleístas demócratas, mientras que el Sanders alcanza el 42 por ciento y el tercero de los aspirantes, el exgobernador de Maryland, Martin O'Malley se queda muy lejos, obteniendo solo el 3 por ciento de respaldo, reseña EFE. 

¿Cómo se realizan las primarias en EE.UU.?

La selección de los candidatos presidenciales en Estados Unidos, a través de dos únicos partidos, es un proceso largo y complejo que constituye una elección cerrada a la que acuden los votantes inscritos en las toldas. 

Los más de cuatro mil delegados de ambos partidos deben escoger entre los candidatos, proceso que se vive en doce estados del país, que contabilizan los votos, sea de forma proporcional por candidato o por quien obtenga la mayoría. 

A pesar de que en Iowa hay 44 delegados demócratas y 30 republicanos, menos del 1,5 por ciento del total, este estado se convierte en determinante en los caucus, debido a que es el primero de los doce restantes que vive el proceso electoral.

Los caucus son asambleas, en las que los votantes pueden votar abiertamente por lo general. En el caso de Iowa, los republicanos votan de forma secreta a través de un trozo de papel y emiten su voto en uno de los mil 681 comités del estado. Los demócratas por su parte, tienen un proceso más complejo, basado en la formación de "grupos de preferencia". 

Esos grupos se reunen a determinada hora (19h00) se dividen en fracciones en distintos rincones, cada uno asignado a un candidato o quienes estén indecisos. Cuentan con su espacio aparte, por lo que si no obtienen una ventaja de al menos 15 por ciento, los demás deberán convercerlos de su opción correspondiente, para finalmente contabilizar los delegados de cada candidato. 

Una vez que culmina el proceso de primarias, los candidatos acuden a las convenciones que definen formalmente a los candidatos de los partidos republicanos y demócratas que arrancan el próximo mes de julio. 

Cabe señalar, que el proceso no se simplifica, puesto que la Constitución no regula las primarias, más aún con la indecisión que se ha tenido en el Congreso entre demócratas y republicanos en cuanto a aprobar un proyecto con ese objetivo. 

Lea también: Hillary Clinton niega uso indebido de correo electrónico

En contexto

El escándalo de los correos electrónicos que sufrieron un supuesto mal uso de la precandidata demócrata, Hillary Clinton, se dio a conocer en mayo de 2015. 
La investigación se abre tras darse a conocer la divulgación de “información sensible” acerca de los ataques en Bengasi, Libia en 2012, hecho que fue atribuido a una manifestación de musulmanes contra el líder, Muamar Gadafi. 
Libia es uno de los países que sufrió la popular “Primavera Árabe”, hecho caracterizado por el derrocamiento de presidentes en Oriente Medio, orquestado principalmente por EE.UU., a juicio de expertos. 
Cifras oficiales apuntan que la desestabilización política en Libia, causada por grupos violentos, terroristas y la invasión extranjera, causó el desplazamiento de más de 430 mil personas, siendo Bengasi, la de mayor número de refugiados con seis mil en total. 
Para ser candidato a presidente de Estados Unidos, debe ser ciudadano natural nacido en ese país. Tener por lo menos 35 años de edad y haber residido en la nación durante por lo menos 14 años. 
Un candidato a vicepresidente debe cumplir con los mismos requisitos, y de acuerdo a la 12ª enmienda a la Constitución, el vicepresidente no puede ser del mismo estado que el presidente.
Las elecciones generales se tienen previstas para el 8 de noviembre de 2016, mientras que la toma de posesión del presidente está pautada para el 20 de enero de 2017.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.