• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Publicado 4 noviembre 2015





El periodista Francisco Leite asegura que históricamente Petrobras ha sido blando de ataques para provocar la desestabilización de los gobiernos de turno.

El periodista brasileño Francisco Leite aseguró este miércoles en exclusiva para teleSUR, que el reciente paro de trabajadores de Petrobras podría provocar en poco tiempo la privatización de la principal empresa de crudo del país.

El también analista de medios de comunicación señaló que la estatal petrolera está actualmente bajo presiones internacionales y sus altos funcionarios apoyan la paralización que, sin duda, afecta no sólo al Gobierno sino a todo el desarrollo de la nación.

 

“Están intentando privatizar con acciones concretas. Este paro es una advertencia contra el Gobierno, los petroleros no discuten su condición salarial, sino el destino y la defensa de la empresa en general”, explicó.

Lea también: Ejército de Brasil descarta golpe de Estado contra Rousseff

En dato:
Según la Federación Única de Petroleros (FUP), el mayor sindicato petrolero del país, Petrobras ha reducido cerca de un 25 % la producción diaria de hidrocarburos, desde que inicio la paralización hace cuatro días.
La extracción de petróleo descendió en un 8,5%, lo cual equivale a 273 mil barriles, mientras la de gas decreció en un 14 %, lo cual representa siete millones 300 de metros cúbicos de ese combustible, de acuerdo a un comunicado emitido por la petrolera.

Leite indicó que la huelga está en una dimensión fuera de lo común que repercute en todo el territorio nacional, y se convierte en una señal peligrosa para el momento de dificultad que atraviesa la presidenta Dilma Rousseff.

“El Gobierno está ahora más preparado para enfrentar esta crisis, su base parlamentaria en el congreso, lo respalda. De igual forma, el Partido de los Trabajadores (PT) y los simpatizantes se mantienen alerta ante este nuevo evento que atenta contra el Estado”, enfatizó.

 

El periodista del gigante suramericano manifestó que detrás de esta nueva acción desestabilizadora podrían estar implicados personajes que hoy son denunciados por fraude y otros hechos de corrupción.

“No tienen base política, ni popular, para darle un golpe parlamentario a la presidenta Dilma. Ella tiene todo el respeto del país y, además, nadie puede acusarla de provocar irregularidades durante su gestión”, puntualizó.

Lea también: Acciones de la oposición de Brasil son inconstitucionales

En contexto:
Parte de los trabajadores de la petrolera estatal brasileña Petrobras  emprendieron el pasado domingo 1 de noviembre una huelga indefinida para demandar mejoras salariales y contra las directrices de las autoridades asumidas tras el escándalo del "Petrolao".
La petrolera afirmó en un comunicado oficial estar "dispuesta a discutir las cláusulas del acuerdo colectivo de trabajo", mejorando su propuesta de aumento salarial del 6,73 % al 8,11 %.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.