• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El diputado del Partido para los Trabajadores (PT) recordó que la petición de juicio por parte de la oposición es una acción repetida durante varios Gobiernos.

El diputado del Partido para los Trabajadores (PT) recordó que la petición de juicio por parte de la oposición es una acción repetida durante varios Gobiernos. | Foto: telesSUR

Publicado 21 octubre 2015

En exclusiva para teleSUR, el Diputado Federal por el Partido de los Trabajadores (PT), Wadih Damous, indicó que estas acciones intentan dar un golpe de Estado en el país.

El Diputado Federal por el Partido de los Trabajadores (PT), Wadih Damous, aseguró este miércoles que las acciones desestabilizadores de la oposición brasileña contra el Gobierno de Dilma Rousseff son una falta contra la constitución de ese país. 

“Es una acción inconstitucional”, dijo Damous en exclusiva para teleSUR. Explicó que la oposición brasileña pretende dar un golpe de Estado contra Rousseff mediante las peticiones de juicio.

EL DATO→ La Cámara de Diputados de esa nación ha rechazado hasta el momento once peticiones de la oposición contra la presidenta Dilma Rousseff.

Lea: Oposición brasileña entrega petición de juicio contra Rousseff

Además, señaló que la petición por parte de la oposición es una acción repetida durante varios Gobiernos y que dependiendo del resultado que emita el Supremo Federal “se verá como concluirán estas acciones”.

SepaPresidente del Congreso de Brasil acusado por caso Petrobras

El diputado recordó que Brasil se encuentra bajo un escenario en el que gran parte de los que acusan a la presidenta Rousseff, están bajo procesos legales, como el Presidente del Congreso, Eduardo Curhan, por tener cuentas ilegales en Suiza y por sospechas de lavado de dinero y corrupción, a través de la estatal Petrobras.

“Curhan tiene cuentas en Suizas por dinero percibido de sobornos del Ministerio Público Federal brasileño”, finalizó Wadih Damous.

EL DATO: 
Después de estallar el caso de corrupción de Petrobras en 2014, la presidenta Dilma Rousseff solicitó a la justicia de su país que aplicara los correctivos respectivos, a pesar de que la empresa estaba al mando de dirigentes del gobernante Partido de los Trabajadores (PT).
Luego de que salió a la luz pública ese hecho, la oposición brasileña intenta vincular a la presidenta y a miembros del PT con el caso con el fin de solicitar su destitución.
El pasado 19 de octubre la comisión parlamentaria brasileña, encargada de la investigación de corrupción en la estatal petrolera Petrobras, exculpó a la mandataria Dilma Rousseff y al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva de toda responsabilidad en el caso al no encontrar pruebas en su contra.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.