• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Almagro nuevamente optó por la indiferencia frente a las protestas protagonizadas por los brasileños, quienes exigen la renuncia inmediata de Temer y la realización de elecciones directas.

Almagro nuevamente optó por la indiferencia frente a las protestas protagonizadas por los brasileños, quienes exigen la renuncia inmediata de Temer y la realización de elecciones directas. | Foto: Reuters

Publicado 2 junio 2017

"Brasil es un tema que tiene determinadas particularidades, pero no tiene un tema institucional de fondo, las instituciones están funcionando, mientras que en Venezuela se ha dado un proceso de desinstucionalización", aseguró Almagro.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, aseguró este viernes que "el esquema institucional de Brasil se mantiene fuerte", pese al grave escándalo de corrupción en el que está envuelto el mandatario de facto Michel Temer y las masivas protestas que exigen su renuncia.

"El problema sería si no se juzgaran los casos de corrupción, si el poder judicial no tuviera independencia para hacerlo, si los fiscales no tuvieran autoridad para llevar adelante las acusaciones, si el Congreso hubiera sido desinvestido de sus atribuciones, pero todo eso se mantiene", dijo.

Almagro nuevamente optó por la neutralidad y la indiferencia frente a las fuertes protestas protagonizadas por los brasileños, quienes exigen la renuncia inmediata de Temer y la realización de elecciones directas para restablecer la democracia en el país suramericano, cuya mandataria Dilma Rousseff fue destituida mediante un golpe parlamentario.

El secretario general de la OEA dijo que estaría preocupado "si la sociedad civil y las instituciones fueran indolentes al respecto". Posición que ha sido condenada por diversos países, por distar de la asumida en el caso de Venezuela, a la que ataca constantemente, en particular al presidente electo democráticamente Nicolás Maduro, con el fin de desestabilizar a la nación suramericana y de establecer una injerencia internacional.

"El tema de Brasil es un tema que tiene determinadas particularidades, pero no tiene un tema institucional de fondo, las instituciones están funcionando, mientras que en Venezuela se ha dado un proceso de desinstucionalización", aseveró.

Las protestas contra Temer se desataron en Brasil luego de que se divulgaran grabaciones como prueba material del soborno aprobado por Temer para comprar el silencio del expresidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, para que no revelara detalles de la trama de corrupción de Petrobras.

En uno de los dos audios divulgados se escucha al presidente de facto hablando con uno de los propietarios de la empresa cárnica JBS, Joesley Batista, y dándole su autorización para el pago de dos millones de reales (637.000 dólares) para comprar el silencio de Cuhna, preso por corrupción en Petrobras. 

>> El silencio de los organismos regionales ante crisis de Brasil


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.