• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Pese a que la OTAN cortó relaciones con Moscú tras la anexión a Crimea a Rusia, el Consejo OTAN-Rusia era el único canal de comunicación que mantenían.

Pese a que la OTAN cortó relaciones con Moscú tras la anexión a Crimea a Rusia, el Consejo OTAN-Rusia era el único canal de comunicación que mantenían. | Foto: Sputnik

Publicado 2 septiembre 2016

El secretario de la OTAN, por su parte, sostuvo que pese a conflicto con Rusia era sustancial iniciar diálogos con el "mayor vecino" que tienen, como calificó a Rusia.

El ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, está satisfecho por la reanudación de la labor del Consejo entre la Organización de Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y Rusia. Así lo informó luego de reunirse con el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg.

"Estoy satisfecho de que (…) el Consejo OTAN-Rusia reanudará su trabajo, por ahora a nivel de embajadores", informó Steinmeier, quien aprovechó la ocasión para resaltar el apoyo de Stoltenberg en la reanudación de trabajo de este Consejo. 

Stoltenberg, por su parte, insistió en lo importante de la reanudación de las relaciones con Rusia. "La adhesión ilegal de Crimea por parte de Rusia y su continuado apoyo a los independentistas en el este de Ucrania han hecho tambalear la paz en Europa. Pero al mismo tiempo, no podemos simplemente cerrar la puerta a Rusia", afirmó respecto a los motivos que propiciaron la ruptura.

>> Claves para entender el conflicto entre Rusia y Ucrania por Crimea

El secretario general de la Alianza recordó que Rusia "es nuestro mayor vecino" y por tanto un miembro determinante en el futuro de la seguridad de Europa. Por ello, según indicó, la OTAN seguirá buscando el equilibrio entre una "fuerte disuasión" y un "diálogo con contenido".

Respecto al Consejo, subrayó que hablar con Rusia es una oportunidad para comunicar posturas de manera clara y "evitar el potencial para accidentes e incidentes". Respecto a Ucrania, señaló que es necesario una "solución pacífica y negociada", algo importante no sólo para ese país sino para toda Europa.

El ministro alemán concordó con el secretario general de la OTAN en la búsqueda del equilibrio entre "la disuasión y el diálogo" que implementa el bloque militar con Rusia. Pero señaló, que así como en el primer caso, en la disuasión, hay acciones concretas como el reforzamiento de presencia militar; el segundo caso, el diálogo, también debe ir acompañado de "ofertas igual de concretas".

>> A dos años de la independencia de Crimea de Ucrania y su incorporación a Rusia

Steinmeier, así mismo, expresó su preocupación por el hecho de que ya no se dialogue en forma activa sobre el control armamentístico y se mostró convencido de la necesidad de evaluar la disposición de Rusia de retomar el diálogo al respecto "para asegurarse de que no retrocedemos a las viejas líneas de confrontación", apuntó, al tiempo que agregó: "Necesitamos evitar una nueva carrera armamentística, evitar una nueva Guerra Fría".

No obstante, el ministro alemán señaló que por encima de todo diálogo, prima la necesidad de hallar una solución al conflicto en Ucrania, el verdadero motivo del cambio en la situación de seguridad en Europa, luego de que Crimea se anexara a Rusia, según manifestó

Stoltenberg, por su parte, recordó que la OTAN y la Unión Europea se enfrentan a los mismos desafíos en materia de seguridad por lo que, desde su perspectiva, ambos deben fortalecer la cooperación, evitando duplicidades y logrando una complementariedad.

>> Rusia despliega en Crimea sistemas antimisiles S-40

En contexto
El Consejo OTAN-Rusia es un foro de consultas entre ambas partes establecido en 2002. La Alianza del Atlántico Norte preservó este canal de comunicación con Moscú, pese a haberse suspendido toda cooperación civil y militar con el país euroasiático, luego de que iniciara la crisis en el este de Ucrania y se incorporara Crimea a Rusia.
La última reunión del Consejo OTAN-Rusia tuvo lugar en Bruselas el 13 de julio de este año, varios días después de la cumbre de Varsovia. En esta cumbre el bloque militar aprobó un gran incremento, nunca antes visto, de su presencia militar cerca de las fronteras rusas en aquellos países miembros de la OTAN.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.