• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El gobernador del estado Louisiana, John Bel Edwards, calificó las inundaciones como "históricas".

El gobernador del estado Louisiana, John Bel Edwards, calificó las inundaciones como "históricas". | Foto: AP

Publicado 18 agosto 2016

El fenómeno natural que afectó a la ciudad de Louisiana dejó un saldo 13 muertes y la destrucción de unas 40 mil viviendas.

El editorial del diario estadounidense The Advocate señaló este lunes que el presidente Barack Obama debe interrumpir sus vacaciones y visitas las zonas devastadas por las inundaciones en el estado de Louisiana.

"Obama debe contactar a las comunidades dañadas para hacerles saber que están solas, y aunque su presencia ya ha demorado, es mejor tarde que nunca", señala el editorial.

Más de 20 mil personas han sido rescatadas de sus hogares, informó este jueves el gobernador de Louisiana, John Bel Edwads, quien solicitó al presidente Barack Obama, la declaración de estado de emergencia, así como su apoyo en las zonas devastadas. 

"Este es un desastre enorme, y aún no ha terminado", indicó el gobernador, ya que la tormenta está afectando al Golfo de México y se espera que siga arrojando lluvias sobre el estado.

Áreas como Batón Rouge, el sur de Mississippi, y Lafayette son las más afectadas por el fenómeno natural.

Debido a la magnitud del desastre, el presidente Barack Obama permitirá disponer de fondos federales para sufragar gastos derivados de la situación.

Según el Servicio Meteorológico Nacional, este es un desastre meteorológico extremadamente raro.

>>14 personas fallecidas tras fuertes inundaciones en EE.UU.

La intensidad de las inundaciones han provocado el despliegue de la Guardia Nacional de Louisiana, movilizando a mil 700 soldados para ayudar en la búsqueda y rescate.

De acuerdo con informes preliminares de la Guardia Costera, se rescataron a más de 118 personas y se ha ayudado a más de 766 en Batón Rouge. El informe también detalla que no refieren el monto total de los daños materiales.

Intensas lluvias

Unos 60 centímetros de lluvia han caído desde el miércoles en Livingston, cerca de Baton Rouge. La Casa Blanca declaró el área como zona de desastre con el fin de asignarle fondos de emergencia.

En un periodo de 24 horas, Baton Rouge registró hasta 11,34 pulgadas (28,8 centímetros) de lluvia, en comparación con las 2,34 pulgadas (unos 6 centímetros) del aeropuerto internacional de Nueva Orleáns en Kenner.

Se prevé que los ríos Comite, cerca de Baton Rouge, y el Amite cerca de Denham Springs, ambos en Louisiana, alcancen niveles récord. El meteorólogo Alek Krautmann alertó que ambos ríos podrían inundar más casas en áreas suburbanas en las inmediaciones de Baton Rouge.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.