• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 11 junio 2015

“Fuego contra los invasores norteamericanos”, exclamó el coronel Caamaño como líder del movimiento constitucionalista que resistió la agresión ordenada por el gobierno de Estados Unidos contra el país caribeño.

República Dominicana conmemoró este jueves el 83 aniversario del natalicio del coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó, comandante de la insurrección cívico-militar que restituyó la Constitución de 1963 y que también resistió a la invasión estadounidense del 28 de abril de 1965.

Las actividades fueron organizadas por la fundación que lleva su nombre y las autoridades de la Universidad Autónoma de Santo Domingo  (UASD) en su sede de la ciudad de la Vega (norte).

El director de la filial de la UASD, Geraldino Caminero, destacó que Caamaño, nacido el 11 de junio de 1932, con sólo 32 años de edad, fue el líder militar de aquella gesta que restauró la constitucionalidad en el país caribeño luego del derrocamiento de Juan Bosch en septiembre de 1963 y enfrentó la intervención de 42 mil marines estadounidenses.

Vicenta Vélez, viuda de Caamaño, destacó al militar constitucionalista que a partir de la batalla del capitalino Puente Duarte de Santo Domingo, se erigió como el comandante de la resistencia popular dominicana, y luego por aclamación llegó a ser presidente constitucional (del 4 de mayo al 3 de septiembre de 1965).

Lea también → Eduardo Galeano sobre la Revolución de Abril dominicana

Por su parte, el profesor del Instituto Agroforestal de Jarabacoa, Jesús del Carmen Galván, aseveró que el ejemplo de Caamaño fue seguido por otros militares constitucionalistas y patriotas latinoamericanos que hicieron grandes cosas por sus pueblos, citando al peruano Velazco Alvarado, el panameño Omar Torrijos y el venezolano Hugo Chávez.

El embajador de la República Bolivariana de Venezuela en República Dominicana, Alberto Castellar, dijo que “el Comandante Chávez entendió la enseñanza histórica de la Revolución de Abril, se inspiró en la proeza de Caamaño, y aplicó el concepto de la unión cívico-militar que en Venezuela permitió vencer la intentona golpista y defender las conquistas del pueblo”.

Asimismo, alertó que “el imperio estadounidense no quiere la unidad, la solidaridad e integración entre nuestros pueblos porque son los elementos que los hacen fuertes”.

Biografía mínima

Tras ingresar en la Marina de Guerra en 1949 y finalizar sus estudios navales en 1952, Caamaño realizó diversos cursos de capacitación en Estados Unidos, Panamá y en su natal República Dominicana.

En 1960, con el rango de mayor, pasó a la Policía Nacional, donde fue designado jefe de adiestramiento y comandante de los "cascos blancos", un cuerpo de efectivos antimotines. Debido a un conflicto surgido con el alto mando de esa institución, Caamaño fue destinado nuevamente al Ejército.

Para 1964 se unió a las actividades conspirativas de un grupo de militares, liderados por el coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez, que aspiraba a derrocar el régimen de facto de Donald Reid Cabral y restaurar el orden constitucional, quebrado en el golpe de Estado del 25 de septiembre de 1963, apoyado y financiado por el Gobierno de Estados Unidos, la ultraderecha local, la iglesia católica y el empresariado.

El 24 de abril de 1965 estalla una rebelión cívico-militar que logró derrotar en cuatro días a los generales de derecha que protegían al gobierno del Triunvirato, que presidía Reid Cabral.

A pesar de la victoria popular del pueblo dominicano, el presidente Lyndon B. Johnson ordenó la invasión de ese país caribeño, bajo la excusa de no permitir “otro gobierno comunista en la región”, en referencia a la Revolución Cubana.

Caamaño contó con un gran respaldo popular y el apoyo del cuerpo de élite de la Marina denominado "Hombres Ranas", comandado por el también coronel Manuel Ramón Montes Arache, ante la invasión de 42 mil marines en la llamada “Operación Power Pack”, cayendo asesinados al menos tres mil dominicanos.

“Pueblo dominicano … pueblo dominicano... pueblo dominicano: les habla el coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó, comandante militar del Movimiento Constitucionalista. Las fuerzas militares norteamericanas invaden Santo Domingo a través del puente Duarte y desde el puerto de Haina. Hay que enfrentarlos con todo lo que se tenga, hasta las últimas consecuencias. ¡Fuego, fuego, fuego, fuego contra los invasores norteamericanos, el Mando Militar Constitucionalista sale hacia el puente”, expresó Caamaño en un mensaje de radio ante la agresión imperialista.

Fue elegido presidente constitucional en mayo de 1965 y firmó en septiembre del mismo año el “Acta de Reconciliación Dominicana”, con la que finalizaba el enfrentamiento armado, y abandonó la presidencia en beneficio de Héctor García Godoy, quien, al frente de un gobierno provisional, preparó la cita electoral de 1966, en la que resultaría elegido el dictador Joaquín Balaguer.

Caamaño aceptó ser designado como agregado militar en Londres, como estrategia para de allí partir a Cuba para preparar a los llamados Comandos de Resistencia para combatir el régimen de Joaquín Balaguer, a quien consideraba heredero del dictador Rafael Leónidas Trujillo.

El 3 febrero de 1973 desembarcó en playa Caracoles de la provincia de Azua (sur) con un grupo de nueve hombres, en una expedición armada cuyo objetivo era derrocar el gobierno de Balaguer, que había reprimido y asesinado a centenares de líderes de izquierda y a toda una generación de jóvenes estudiantes, campesinos, profesionales y barriales.

El 16 de febrero de 1973 fue asesinado en las montañas de Nizaíto, San José de Ocoa (sur) junto a Heberto G. Lalane y Alfredo Pérez Vargas, por órdenes de Balaguer.

No deje de leer → A 50 años de la Revolución de Abril en República Dominicana


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.