• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Hemingway era uno de los escritores favoritos de Fidel Castro.

Hemingway era uno de los escritores favoritos de Fidel Castro. | Foto: EFE

Publicado 3 diciembre 2016

Fidel Castro es reconocido como un líder político revolucionario, pero también tuvo otra gran pasión... leer.

Tras el fallido Asalto al Cuartel Moncada en 1953, Fidel estuvo detenido en una prisión al norte de Santiago. Durante ese tiempo, el líder de la Revolución Cubana estuvo inmerso en los libros; ávidamente leyó todos los géneros, desde filosofía hasta historia y obras maestras de la gran literatura.

Ese período hizo florecer su ideología política y el panorama del Estado cubano moderno.

Atrapado en una celda sombría, Fidel buscó inspiración en los trabajos de Freud, Kant, Shakespeare, Munthe, Maugham y Dostoyevsky. Pero mientras el Comandante le daba crédito a muchos autores por la expansión de su educación política, otro libro lo movió profundamente: "Por quién doblan las campanas (For Whom the Bell Tolls)", de Ernest Hemingway.

La novela es narrada a través de la perspectiva de Robert Jordan, un joven guerrillero estadounidense en la Guerra Civil de España. Luchando por los Republicanos y contra los fascistas, Jordan conoce a la combatiente española María y juntos planean un ataque contra una ruta de transporte del enemigo.

Esa es una historia de resistencia, solidaridad y lucha por justicia, temas que se resuenan con Fidel Castro y que inspirarían la Revolución Cubana.

El título es tomado del poema de John Donne “Ningún hombre es una isla", que también habla de la camaradería humana. En el poema, Donne escribió: "Ninguna muerte me disminuye, / porque yo estoy inmerso en la humanidad".

Esos sentimientos también se repiten a lo largo de “Por quién doblan las campanas". En el libro, un personaje pregunta "¿Por qué nacimos si no es para ayudar a otros?", y después menciona: "Yo soy tú y tú eres yo y todo el uno es el otro".

Como bien es característico el humanismo en Fidel Castro, él también vio en "Por quién doblan las campanas” lecciones de cómo mantener una guerrilla en combate.

En una entrevista con los escritores estadounidenses Kirby Jones y Frank Mankiewicz en 1975, Fidel reveló: "De los autores estadounidenses, Hemingway es uno de mis favoritos".

"Yo leí 'Por quién doblan las campanas' cuando era un estudiante... Hemingway habló sobre diferenciar un grupo combatiente guerrillero de un ejército convencional... la novela fue una de los trabajos que me ayudó a trazar estrategias para pelear contra el ejército de Batista", relató Fidel.

Las palabras del líder cubano son más pertinentes que nunca: "Si nosotros ganamos aquí, nosotros ganamos en todas partes. El mundo es un buen lugar y vale la pena luchar por él y yo odio abandonar la pelea".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.