• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La fiscalía pide que paguen 12 millones de reales (3,8 millones de dólares) en concepto de resarcimiento al erario público.

La fiscalía pide que paguen 12 millones de reales (3,8 millones de dólares) en concepto de resarcimiento al erario público. | Foto: EFE

Publicado 11 septiembre 2017

Los fiscales que firmaron la nueva denuncia buscan explorar nuevamente un tema que generó una acción penal y un juicio en primera instancia hace un año. 

Un nueva denuncia del Ministerio Público (MP) de Brasil contra el exmandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, surgió este lunes, se trata de un señalamiento por corrupción pasiva y activa en el marco de la Operación Zelotes que investiga una trama de sobornos y fraudes para permitir que las empresas incumplieran sus obligaciones tributarias. 

La nueva denuncia del MP sobre la edición de la Medida Provisional 471/2009 no es sólo improcedente sino injuriosa e inmoral. Los fiscales que la firman intentan explorar nuevamente un tema que ya fue objeto de acción penal y juicio en la primera instancia hace más de un año. 

La medida provisional 471 fue editada en 2009 para prorrogar la vigencia de incentivos fiscales que tornaron a las regiones Noreste, Norte y Centro- Oeste responsables del 13 por ciento de los empleos en la industria automovilística brasileña y por más del 10 por ciento de las exportaciones de automóviles en el país. 

"Entre los denunciados están el expresidente Lula, su entonces jefe de gabinete, Gilberto Carvalho, además de los empresarios Carlos Alberto de Oliveira y Paulo Ferraz", informó la fiscalía.

Las supuestas irregularidades de las que están acusados se produjeron en 2009 cuando el Gobierno elaboraba una medida provisional que prorrogaba por cinco años beneficios fiscales concedidos a empresas del sector automóvil, según investigaciones. 

"Seis millones de reales (1,9 millones de dólares) fueron prometidos al expresidente Lula da Silva y al Gilberto Carvalho", afirmó la fiscalía para alegar que el destino del dinero era costear las campañas electorales del entonces gobernante Partido de los Trabajadores (PT).

La fiscalía también destaca la "tramitación atípica" de esa medida que beneficiaba a las empresas, puesto que en un solo día ,el 19 de noviembre de 2009, pasó por tres estamentos del Gobierno, un ritmo más acelerado de los normal.

>> Lula afirma que no hay pruebas concretas para acusarlo

En total hay siete denunciados por estas irregularidades; la fiscalía pide que paguen 12 millones de reales (3,8 millones de dólares) en concepto de resarcimiento al erario público y como multa por los daños morales colectivos.

Esta denuncia contra Lula en el marco de la Operación Zelotes se suma a las varias que tiene abiertas en la Operación Lava Jato, que investiga la trama corrupta construida alrededor de la empresa semiestatal Petrobras.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.