• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El paro agrario avanza pese a las agresiones y violencia ejercida por parte del Gobierno de Colombia contra los participantes.
    En Profundidad

    El paro agrario avanza pese a las agresiones y violencia ejercida por parte del Gobierno de Colombia contra los participantes.

    Foto: 1/2 http://pacifista.co/
  • La Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular y los diferentes sectores de trabajadores de la salud y educación, estudiantes, transportadores, víctimas, mujeres, ambientalistas de los campos y ciudades se suman al paro nacional.
    En Profundidad

    La Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular y los diferentes sectores de trabajadores de la salud y educación, estudiantes, transportadores, víctimas, mujeres, ambientalistas de los campos y ciudades se suman al paro nacional.

    Foto: 2/2 Contagio Radio
Desde el 30 de mayo, los campesinos se movilizan por diferentes vías del país. Producto de la represión de la fuerza pública, tres indígenas han muerto y más de 100 fueron heridos de gravedad en 16 municipios del país.

Los campesinos, indígenas y trabajadores del campo colombianos iniciaron el 30 de mayo la Minga Nacional Agraria, Campesina, Étnica y Popular, para rechazar el actual modelo económico y de desarrollo del Gobierno así como de repudio a los paramilitares que aún operan en su territorio.

La Gran Minga Nacional realiza jornadas de movilización pacífica, marchas, concentraciones, plantones, encuentros culturales, en todo el territorio nacional.

Se oponen a las políticas gubernamentales que responden a los Tratados de Libre Comercio y del Plan Nacional de Desarrollo (PND) que pone en venta los recursos estratégicos de la nación, las empresas públicas, los bienes energéticos, el agua y distribuye de manera desigual la tierra, aumentando los beneficios a unos pocos.

Asimismo rechazan la ley de seguridad ciudadana, que viola las libertades democráticas, al nuevo código de policía y la actuación represiva del ESMAD contra sus líderes sociales y defensores de derechos humanos.

 

Exigencias de los campesinos

1.- El principal rechazo de la comunidad recae sobre la Ley de Zonas de Interés de Desarrollo Rural Económico y Social (Zidres), una ley que enfoca el desarrollo agropecuario en zonas donde se requiere alta inversión, y que lo que propicia es la intensificación del modelo de agroindustria, el cual ya impera en el campo y no favorece al pueblo, sino a los grandes empresarios y multinacionales del agro.

2.- El campesinado también se queja sobre el otorgamiento de licencias para la explotación minera en ecosistemas estratégicos sin la previa consulta de la gente afectada en esas regiones. El modelo minero no respeta la autonomía territorial y pasa por encima de la defensa de los territorios, la preservación de las fuentes hídricas y la economía campesina.

3.- Piden al Gobierno garantías para la participación activa, vinculante y decisoria de las comunidades para diseñar y construir la Reforma Agraria Integral que redistribuya y democratice la propiedad de la tierra y reoriente el modelo de desarrollo económico en armonía con la naturaleza y la diversidad cultural.

El líder cívico y comunal colombiano, Jimmy Alexander Moreno, explicó que la Cumbre agraria convocó a una movilización a nivel nacional para exigirle al presidente Juan Manuel Santos el cumplimiento de los acuerdos firmados en 2013 con representantes de ese sector. Tierra, territorio y soberanía, así como la entrega de tierras baldías a campesinos y no a transnacionales, son sólo algunos de los puntos signados en tal documento, pero que no han sido consolidados.

La posición del Gobierno

El Gobierno colombiano considera que reunirse con Cumbre Agraria es cumplir con los compromisos pactados. El Ministerio del Interior asegura que desde 2013, cuando se sentó el Gobierno con el sector agrario, se han hecho 18 reuniones Plenarias, 5 mesas regionales, que incluyeron 75 reuniones (Arauca, Antioquia, Catatumbo, Cauca y Sur de Bolívar).

“El Ministerio del Interior lamenta esta decisión por parte de las organizaciones de la Cumbre Agraria, con quienes se ha trabajado un promedio de 1.100 horas, manteniendo un diálogo permanente, que ha derivado en importantes resultados políticos y fiscales”, dice el Gobierno a través de un comunicado.

Agrega que respeta el derecho a la protesta social pero hace un llamado a no recurrir a las vías de hecho. Esto debido a que hace tres años, precisamente también fue el Catatumbo uno de los epicentros de la movilización, donde lastimosamente se dieron graves enfrentamientos con la Fuerza Pública. Y, en 2014, al menos 120 personas resultaron heridas durante esta jornada.

CIFRAS: El Gobierno sostiene que dichos acuerdos con el sector agrario se comprometieron con más de 250 mil millones de pesos (82 mil dólares).

Represión y violación de los DDHH

A 10 días del paro convocado por la Cumbre Agraria campesinos, indígenas, estudiantes, maestros y transportistas han responsabilizado de los ataques al Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) por la muerte de tres manifestantes en el suroccidente del país, 134 detenidos en Santander de Quilichao, y más de 100 los heridos por distintos hechos de represión.

A las acciones policiales se suma la amenaza paramilitar de las bandas autodenominadas Águilas Negras. “Se les ordena que cesen sus actividades ya. Nada de paros, pues los tenemos ubicados, nuestros militantes los harán caer uno a uno”, advirtieron por medio de panfletos y correos electrónicos.

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.