• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • La evasión fiscal y la acumulación de riquezas en manos de unos pocos, inciden en la desigualdad del mundo.
    En Profundidad

    La evasión fiscal y la acumulación de riquezas en manos de unos pocos, inciden en la desigualdad del mundo.

El patrimonio acumulado por el uno por ciento de la población mundial es mayor al que posee el 99 por ciento en conjunto, según la Oxfam. 

El presidente de Francia, François Hollande, anunció un decreto de emergencia económica, que busca principalmente combatir el paro laboral en ese país, razón que ha influido negativamente en el agravamiento de su crisis. 

Hollande quiere hacerle frente a un problema que arrastra desde su llegada al poder, el incremento de personas que viven en el paro, a propósito de las elecciones presidenciales de 2017. 

El mandatario francés espera que dos mil millones de dólares sirvan en parte para solucionar la crisis de los más de 600 mil desocupados. 

La otra parte se utilizará para bonificaciones de los nuevos contratos de larga duración, para empresas de menos de 250 trabajadores y otro para bonificaciones de contratos para los profesionales.

Lea también: Gobierno francés declara estado de emergencia económica

Bajo el mandato de Hollande en Francia, el desempleo no ha abandonado los dos dígitos en su tasa, que se ubica en 10,1 por ciento ocupando el octavo lugar en Europa, según Eurosat. 

El crecimiento económico de Francia que se ubicó en 0,3 por ciento, no fue suficiente para hacerle frente la problemática de desempleo que asciende a 3.57 millones de personas en Francia, aunado a los niveles de desigualdad que allí se viven. 

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadísticas en Francia, la pobreza se ubica en más del 14 por ciento en ese país, hecho en el que influye la mala distribución de las riquezas en el ámbito internacional y la irresponsabilidad de las grandes multinacionales. 

Así lo destacó el reciente informe de la Oxfam, presentado en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza.

Según el informe de la ONG, apenas 62 personas acumulan la misma riqueza que los 3.600 millones de personas más pobres en conjunto, hecho que fue calificado de insoportable, por ser una “economía al servicio del 1 por ciento” en el mundo. 

Esas 62 personas han pasado de tener más de medio billón de dólares (542.000 millones) desde 2010, hasta alcanzar 1,76 billones de dólares en la actualidad, lo que acrecenta, de acuerdo con la Oxfam, la desigualdad extrema en el mundo. 

Mientras tanto, la riqueza en manos de la mitad más pobre de la población se redujo en más de un billón de dólares en el mismo periodo, un desplome del 41 por ciento, reza parte del documento. 

Mencionan el particular caso de España, que alberga a 20 de las 62 personas más ricas del mundo, lo que causa un “alarmante” aumento de la pobreza y la desigualdad social en ese país. 

 

Lea también: El 1% de los más ricos del mundo posee más que el 99%

EL DATO 

El desempleo en España, de acuerdo con Eurosat supera el 22 por ciento, mientras que el PIB cayó en 0,8 por ciento en el último trimestre de 2015, en comparación al uno por ciento alcanzado en el segundo trimestre de ese año. 

Oxfam no solo hace hincapié en la concentración de riquezas de las manos de unos pocos, también menciona la evasión de impuestos y el desvío de grandes sumas de dinero a paraísos fiscales.

El entramado mundial de paraísos fiscales y la floreciente industria de la evasión y la elusión fiscal constituyen el mejor ejemplo de cómo el sistema económico se ha contaminado para favorecer los intereses de los poderosos, aunado a la influencia negativa que tiene ello en las economías emergentes del mundo, asegura el organismo en su informe. 

Volviendo al tema de España, en ese país se recauda mucho menos de lo necesario, además, no se toma en cuenta quién gana más en este ejercicio fiscal, por lo que se tiene uno de los niveles de evasión y elusión fiscal más elevados de nuestro entorno europeo.

El documento habla sobre una evasión fiscal que asciende en general  a 7,6 billones de dólares, lo que se traduce a una cifra mayor que el PIB del Reino Unido y Alemania juntos.

El fraude fiscal de España asciende a los 59 mil millones de euros, en el que 72 por ciento corresponde a grandes empresas y personas que acumulan grandes fortunas, además, los países en desarrollo desvían hasta 100 mil millones de euros al año, según Oxfam. 

Una de los soluciones que aporta la mencionada organización en su informe es aumentar de forma progresiva el dinero hacia el gasto público, a fin de combatir la desigualdad en el mundo. 

Por ejemplo, España solicita mayor rigurosidad en materia de cumplimento fiscal a través de la presión sobre grandes trasnacionales, a fin de garantizar el acceso a la educación y la salud de esa población. 

Para ello, Oxfam llama a los líderes mundiales a sincerarse en las políticas fiscales a nivel global, así como a promover salarios dignos, garantizar la igualdad de género en el mundo y el acceso a la salud de los pueblos, a través de una política justa en los precios de medicamentos y la transparencia de las transacciones pertinentes. 

EL DATO

El Banco Mundial estima que la pobreza se ubicaría en 10 por ciento en 2015 a nivel global. 

Cabe señalar, que países como Venezuela y Ecuador se han propuesto el implemento de una política fiscal, que se adapte al nivel de ganancias de los empresarios que hace vida en sus países. 

Venezuela es uno de los países que ha reforzado sus políticas sociales, a través de la renta petrolera como adjudicación de viviendas, educación gratuita, acceso a la salud y precios asequibles de los alimentos. 

Dada la coyuntura que ha representado la caída del precio del crudo, esta nación latinoamericana se ha comprometido a garantizar los beneficios de los sectores más desfavorecidos, mediante la reducción de la evasión fiscal. 

Por otra parte, en Bolivia destaca el hecho que pese a no ser un país exportador de petróleo, se ha planteado reducir la pobreza extrema entre 17 y  9,5 por ciento en cinco años además, se propuso la reducción de más del 20 por ciento de la desigualdad en ese mismo periodo de tiempo. 

A pesar de la situación económica del mundo, Bolivia se ha repuntado con un crecimiento del cinco por ciento de su economía, hecho que fue destacado por la misma Organización de Naciones Unidas (ONU). 

Lea también: ¿En qué consiste el Decreto de Emergencia Económica?


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.