• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
UN MIEMBRO DE LAS UNIDADES DE PROTECCIÓN DEL PUEBLO KURDO (YPG) AL LADO DE UN VEHÍCULO EN EL SUR DEL CAMPO DE RAS AL-AIN, DURANTE LOS ENFRENTAMIENTOS CON LOS COMBATIENTES DEL ESTADO ISLÁMICO, 21 DE NOVIEMBRE DE 2014.

UN MIEMBRO DE LAS UNIDADES DE PROTECCIÓN DEL PUEBLO KURDO (YPG) AL LADO DE UN VEHÍCULO EN EL SUR DEL CAMPO DE RAS AL-AIN, DURANTE LOS ENFRENTAMIENTOS CON LOS COMBATIENTES DEL ESTADO ISLÁMICO, 21 DE NOVIEMBRE DE 2014. | Foto: Reuters

Publicado 2 diciembre 2015

En la región del Kurdistán sirio, a pesar de las dificultades, las personas están organizando las comunas y los consejos de mujeres.

Entre las bombas Occidentales y los fundamentalistas salvajes dispuestos a llevar su guerra al corazón de Europa, Siria puede parecer el agujero negro sin fin de la miseria. Pero la región norte, en el Kurdistán sirio, también es el escenario de una revolución profundamente democrática y humanista, que coloca a los derechos de las minorías étnicas y la liberación de la mujer en su centro.

Irónicamente, dado el horror que la rodea, el Kurdistán sirio es el sitio de los más profundos experimentos con las bases, con la democracia participativa, fuera de los proyectos revolucionarios en América Latina. Al igual que en Venezuela, el ideal de "la comuna" está en el corazón de la democracia floreciente del Kurdistán sirio.

La revolución del Kurdistán atrajo la atención del mundo en gran medida a través de la resistencia heroica de los combatientes de las Unidades Populares de Protección (YPG) y las Unidades de Protección de la Mujer (YPJ) al derrotar el asedio del grupo Estado Islámico en la ciudad de Kobane en enero. Pero muchos han notado la ideología profundamente revolucionaria que impulsa a los combatientes del Kurdistán - que están tratando de poner en práctica en medio de grandes dificultades.

El Kurdistán sirio es una "zona liberada" en el norte de Siria, que forma parte de la patria tradicional de Kurdistán. El partido político importante es el Partido de la Unión Democrática (PYD), que está ideológicamente alineado con el izquierdista Partido de los Trabajadores Kurdos (PKK), con sede en Turquía.

En 2011, el PYD apoyó la revuelta que estalló contra Assad. Sin embargo, vieron con preocupación la oposición excesivamente militarizada en el conflicto. Al principio, esto fue en respuesta a la represión de Assad a los manifestantes desarmados, pero fue impulsado por las agencias de inteligencia de Occidente y sus aliados regionales.

Además del creciente chovinismo étnico y religioso de una mayoría de oposición suní y árabe para quedar definidos como sunitas y árabes, causó que el movimiento kurdo quede al margen de la oposición armada rebelde.

En julio de 2012, la presencia militar del gobierno de Assad en Kurdistán sirio fue disuadido por las presiones en otros lugares, en medio de una guerra civil que empeoraba. Había un peligro creciente que el Kurdistán sirio se convierta en un campo de batalla entre las fuerzas de la oposición hostiles a los kurdos y otras minorías étnicas.

En respuesta, se puso en marcha un gran levantamiento sin derramamiento de sangre, declarando el Kurdistán sirio una zona liberada. Esta insurrección popular permitió que el PKK y las ideas del PYD de "confederalismo democrático", basado en la democracia participativa y la autonomía local, comiencen a hacerse realidad.

El PYD juega un papel ideológico en la transformación democrática del Kurdistán sirio, pero no uno institucional. Ayudó a establecer el Movimiento para una Sociedad Democrática (TEV-DEM), que organiza y moviliza a la población, pero es organizativamente independiente del PYD.

El poder institucional se basa en un sistema llamado "Autonomía Democrática". El Blog‘Ecología o Catástrofe’, dijo en enero que el representante del TEV-DEM, Çinar Salih, dijo a una delegación académica de visita, "Nuestro sistema se basa en las comunas, formado por barrios de 300 personas. Las Comunas tienen co-presidentes, y hay co-presidentes en todos los niveles, desde la comuna hasta la administración del cantón".

"En cada municipio hay cinco o seis comités diferentes. Las Comunas funcionan de dos maneras. En primer lugar, se resuelven problemas de forma rápida y temprana - por ejemplo, un problema técnico o uno social. Algunos trabajos se pueden hacer en cinco minutos, pero si lo envías al estado, quedarán atrapados en la burocracia. Así que podemos resolver los problemas rápidamente. La segunda manera es política", dijo Salih.

"Si hablamos de la verdadera democracia, las decisiones no se pueden hacer desde la parte superior e ir a la parte inferior, tienen que comenzar en la parte inferior y luego subir en grados. Los co-presidentes son un hombre y una mujer... La representación de la mujer está garantizada en todos los consejos de los pueblos. Ningún género puede tener más de un 60 por ciento de representación. Además, existen estructuras paralelas sólo para mujeres", explicó.

"Los consejos de las mujeres en paralelo existen en todos los niveles, comuna, distrito, ciudad y cantón. Los consejos de mujeres no deciden sobre cuestiones generales –para eso son los consejos populares. Ellas discuten temas que son específicamente sobre las mujeres ... Y tienen poder de veto en las cuestiones relativas a la mujer".

El énfasis en la liberación de la mujer se refleja en la alta visibilidad de mujeres combatientes en los grupos armados revolucionarios del Kurdistán sirio.

Salih argumentó que la revolución del Kurdistán sirio es una "revolución de las mujeres", explicando que están involucradas en todos los ámbitos de la vida. "Creemos que una revolución que no abre el camino para la liberación de la mujer no es una revolución. Ha habido revoluciones en Libia y Egipto y Túnez ... pero el estatus para las mujeres no ha cambiado".

Debido a la guerra, la devastación y el aislamiento al que se somete el Kurdistán sirio, su economía está orientada en gran medida hacia la supervivencia. Sin embargo, el énfasis de orientación socialista es proporcionar vivienda universal, nutrición, salud, cuidado de niños y educación - ninguno de los cuales fueron proporcionados por el Gobierno sirio en tiempos de paz.

La revolución en Kurdistán sirio es explícitamente una revolución multiétnica. En su preámbulo, la Constitución de los cantones autónomos del Kurdistán los describe como "una confederación de kurdos, árabes, sirios, arameos, turcomanos, armenios y chechenos".

Continúa: "En la construcción de una sociedad libre de autoritarismo, militarismo, centralismo y la intervención de la autoridad religiosa en asuntos públicos, la Carta reconoce la integridad territorial de Siria y aspira a mantener la paz nacional e internacional".

El énfasis en el Kurdistán sirio es en la construcción de estructuras que sean multi-étnicas, en lugar de simplemente kurdas. Todo, desde los letreros de las calles, los medios, y la educación se proporcionan en el idioma correspondiente a la comunidad involucrada.

Como género, la participación étnica en las comunas y otros consejos se da por cuotas. También hay cuerpos paralelos para las minorías étnicas.

Debido a este tipo de políticas, la revolución ganó rápidamente el apoyo de las minorías no kurdas. Esto se refleja en la participación de los no kurdos en las estructuras de la revolución y de las organizaciones, así como alianzas realizadas con grupos políticos y armados no kurdos.

La revolución enfrenta amenazas constantes de muchos lados - y tiene un navegar complejo, fuerzas que compiten tratando de imponer sus intereses en la región. Pero por todo lo logrado contra todo pronóstico, la revolución del Kurdistán sirio merece nuestra solidaridad - el mundo necesita al Kurdistán sirio.

**Tony Iltis y Stuart Munckton son periodistas de Green Left Weekly de Australia.**


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.