• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El líder chino agradeció con una reverencia la decisión de la ANP.

El líder chino agradeció con una reverencia la decisión de la ANP. | Foto: Reuters

Publicado 16 marzo 2018

"Desempeñaré honestamente mis labores, aceptaré la supervisión del pueblo y trabajaré duramente para construir un moderno país socialista", expresó Xi.

Xi Jinping fue reelegido este viernes como presidente de China de manera unánime por la Asamblea Nacional Popular (ANP) para un segundo mandato (2018-2023), durante la sesión plenaria celebrada en el Gran Palacio del Pueblo en Pekín (capital).

Mediante votación secreta, Xi también fue escogido para continuar al mando de la Comisión Militar Central, máximo órgano del Ejército chino. Luego juró lealtad a la Constitución, lo que se considera un hito porque ningún otro mandatario había realizado este juramento al asumir su cargo.

Xi Jinping, de 64 años, fue elegido con 2.970 votos a favor, ninguno en contra y cero abstenciones en la sesión plenaria de la XIII Asamblea Popular Nacional, máximo órgano legislativo del país que también nombró a Wang Qishan como nuevo vicepresidente.

Las reelecciones fueron recibidas con intensos aplausos en el solemne acto celebrado en el salón de plenos del Gran Palacio del Pueblo, y con saludos de un Xi que con el semblante sereno juró su cargo con la mano sobre la Constitución china.

"Desempeñaré honestamente mis labores, aceptaré la supervisión del pueblo y trabajaré duramente para construir un moderno país socialista", destacó en su juramento, citado por la agencia EFE.

Los delegados del Legislativo chino aprobaron hace una semana una enmienda que elimina de la Constitución el límite de dos mandatos consecutivos de cinco años para la permanencia del presidente y el vicepresidente en el cargo.

Bajo el liderazgo de Xi, la República Popular China se ha consolidado como una potencia mundial, cuyas previsiones económicas apuntan a que será la primera economía del planeta en los próximos años.

Wang Qisha (i), conocido como el antiguo "zar anticorrupción", fue nombrado nuevo vicepresidente de China. Foto: Reuters

A nivel interior, el presidente lleva a cabo una campaña anticorrupción en todos los frentes, incluido en el Partido Comunista Chino (PCCh), cuya secretaría general ostenta también.

En ese sentido, la decisión de la ANP de nombrar a Wang como su mano derecha va en esa dirección, dado que el dirigente se desempeñó hasta octubre pasado como secretario de la Comisión de Supervisión de la Disciplina, que se encarga de combatir la corrupción.

OPINIÓN>> Encuesta: Lucha contra la corrupción y la seguridad social serán los temas más destacados durante las Dos Sesiones


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.