• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las acciones violentas y de odio promovidas por sectores de la derecha venezolana dejaron decenas de personas fallecidas, quemadas y mutiladas durante las llamadas "guarimbas" de 2013, 2014 y 2017.

Las acciones violentas y de odio promovidas por sectores de la derecha venezolana dejaron decenas de personas fallecidas, quemadas y mutiladas durante las llamadas "guarimbas" de 2013, 2014 y 2017. | Foto: AVN

Publicado 5 julio 2019

Familiares y víctimas de las acciones violentas de la derecha venezolana denuncian que el informe de la Alta Comisionada de la ONU invisibilizó sus testimonios.

El Comité de Víctimas de la Guarimba, organización que nuclea a familiares y víctimas de la violencia de la derecha en Venezuela, denunció este viernes la parcialidad del informe presentado por la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Michelle Bachelet.

LEA TAMBIÉN:

¿Cuáles son las objeciones de Venezuela al informe de DD.HH. de la ONU?

En su visita oficial al país suramericano durante el pasado mes de junio, la funcionaria de Naciones Unidas escuchó en persona los testimonios de los ciudadanos afectados por las acciones terroristas promovidas por la oposición antichavista y se comprometió a incorporarlos en su informe. Sin embargo, el documento final presentado en Ginebra, Suiza, deliberadamente invisibilizó a las víctimas y exigió la liberación de los implicados en los hechos violentos que dejaron decenas de personas fallecidas, quemadas y mutiladas durante las llamadas "guarimbas" de 2013, 2014 y 2017.

"El informe de Bachelet invisibiliza -una vez más- a las víctimas y protege a los responsables de la violencia que tanto daño ha hecho al país. Es innegable la parcialidad con que opera la Oficina de la Alta Comisionada en relación con Venezuela (...) hemos sido defraudados", lamentó el Comité de Víctimas.

En el mismo sentido se pronunció este viernes la Fundación Latinoamericana por los Derechos Humanos y el Desarrollo Social (Fundalatin), que cuestionó severamente el informe de la ACNUDH.

"Estas víctimas entregaron a la Alta Comisionada 123 casos documentados de personas que fueron linchadas, degolladas y asesinadas por seguidores de Leopoldo López, Capriles, Guaidó y otros actores políticos que hoy promueven la violencia desde la Asamblea Nacional. Sin embargo, el informe de la Alta Comisionada invisibilizó a todas estas víctimas, así como lo hizo su antecesor. Lamentablemente las esperanzas de las víctimas han sido defraudadas por su oficina, a pesar de comprometerse a dar un tratamiento imparcial a este tema", aseveró la titular de Fundalatin, María Eugenia Russián, durante su intervención en la ONU.

Russián también enfatizó en el hecho de que la oficina de Bachelet tampoco incluyó la más mínima referencia al impacto de las sanciones coercitivas del Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.), que afectan ampliamente el goce de los derechos humanos del pueblo venezolano.

"La doctora Bachelet conoció a pacientes con enfermedades crónicas, incluidos niños, niñas y adolescentes que no han podido continuar sus tratamientos y trasplantes médicos por el bloqueo a PDVSA y Citgo, lo cual pone en riesgo sus vidas, pero estos casos también fueron descartados en este reporte de la ACNUDH", denunció.

El jueves pasado el Gobierno venezolano presentó un total de 70 observaciones al documento de la ACNUDH, donde entre otros puntos objetó que este priorizó entrevistas obtenidas fuera del territorio venezolano en lugar de basarse en las dos visitas que realizó la institución al país durante 2019.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.