• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El mandatario aseguró estar preparado "para enfrentar todas las circunstancias que me toquen porque cuento con el apoyo del pueblo".

El mandatario aseguró estar preparado "para enfrentar todas las circunstancias que me toquen porque cuento con el apoyo del pueblo". | Foto: @PresidencialVen

Publicado 24 enero 2019

El Ejecutivo venezolano reiteró que la derecha opositoria de su país "pretende imponer un Gobierno paralelo", acción contraria a lo establecido en la Ley.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó este jueves que está en marcha un modelo de golpe de Estado contra su país e impulsado por sectores de la oposición y Gobiernos extranjeros.

Desde el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), el mandatario indicó que el objetivo es "intervenir a Venezuela y la forma es a través de un presidente títere (…) debe haber justicia para que se respete el Estado de Derecho, y con justicia habrá República y paz”.

“Está en marcha en Venezuela una gran provocación dirigida por el imperio estadounidense. En el mundo no queda duda que es propio presidente Donald Trump que quiere imponer un gobierno de facto, inconstitucional. Un golpe de Estado en Venezuela contra el pueblo y la democracia”, señaló.

Además, felicitó a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) por el pronunciamiento realizado en respaldo y reconocimiento a su autoridad y destacó que "el poder militar ha hablado y está con la Constitución, la patria y el pueblo.

"Lo que ha hecho la derecha opositora fue un paso en falso, de improvisación, lleno de manipulación y de mentiras. No van a poder con el Gobierno legítimo", dijo.

El presidente Maduro reiteró que está preparado para enfrentar cualquier circunstancia, la que sea, porque cuenta con el respaldo y el apoyo del pueblo venezolano. 

"Les garantizo que el Gobierno que presido seguirá gobernando a favor de la mayoría del país (...) seguiremos gobernando, aplicando la ley, protegiendo al pueblo", aseveró.

Legitimidad constitucional

El jefe de Gobierno recordó que “en Venezuela, las elecciones las convoca legal y constitucionalmente el Poder Electoral” y añadió que en ellas “han venido observadores internacionales, para certificar su validez”. Además, leyó lo establecido en el artículo 233 de la Constitución venezolana, el cual prevé las circunstancias en las que se considera la falta absoluta de un presidente.

"Serán faltas absolutas del Presidente o Presidenta de la República: su muerte, su renuncia, o su destitución decretada por sentencia del Tribunal Supremo de Justicia, su incapacidad física o mental permanente certificada por una junta médica designada por el Tribunal Supremo de Justicia y con aprobación de la Asamblea Nacional" , detalla el texto

Igualmente, "el abandono del cargo, declarado como tal por la Asamblea Nacional, así como la revocación popular de su mandato". Ninguno de estos escenarios se han presentado en la nación suramericana, por lo que la autoproclamación del diputado Juan Guaidó es ilegal, aseveró el presidente.

Cierre de Embajada en EE.UU.

Durante el acto, el jefe de Estado ratificó su decisión de romper las relaciones diplomáticas y políticas con el Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) y ordenó el cierre tanto de la Embajada como de los diversos Consulados establecidos en ese territorio.

"He decido cerrar todos los consulados de Venezuela en EE.UU. (…) hasta el domingo tiene la delegación de Estados Unidos para retirarse del país", manifestó.

Asimismo, exclamó que la diferencias que puedan exitir deben canalizarse por los canales diplomáticos y "nadie se tiene que estar metiendo en los asuntos internos de los países".

“El imperialismo jugó adelantado, desde enero, del 2018, dijo: No vamos a reconocer ninguna elección presidencial que se convoque en Venezuela”, afirmó.

Reforma de la Ley contra la Corrupción

En el marco de la lucha contra la corrupción, el presidente Maduro entregó a los presidentes del TSJ, Maikel Moreno, y al presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, una reforma de la Ley contra la Corrupción que establece nuevos delitos, adaptada a "los nuevos tiempos". 

"Propongo penas de 6 a 10 años para los que roben, revendan, y especulen con los productos regulados", expresó en su discurso.

Además, pidió la máxima colaboración de los magistrados del máximo tribunal del país para impartir justicia al pueblo venezolano ante las circunstancias y personas que atentan contra la estabilidad en el país.

>> Gobiernos del mundo expresan su respaldo a Nicolás Maduro


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.