• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"Pese a la acción de fuerzas oscuras, el diálogo está en marcha", celebró Moncada en la ONU.

"Pese a la acción de fuerzas oscuras, el diálogo está en marcha", celebró Moncada en la ONU. | Foto: @CancilleriaVE

Publicado 12 julio 2019

El representante de Venezuela ante la ONU denunció al secretario general de la OEA, a los Gobiernos de Colombia y EE.UU. de impulsar un plan para destruir el proceso de diálogo de Noruega.

El embajador de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Samuel Moncada, alertó este viernes sobre los ataques del autodenominado Grupo de Lima, liderado por Luis Almagro, contra el proceso de diálogo que el Gobierno Bolivariano y la derecha opositora adelantan en Noruega y Barbados, con el propósito de "llevar otra vez a Venezuela al borde de una guerra y una invasión".

LEA TAMBIÉN: 

Campaña global "Tambores de la paz" por Venezuela

Desde la sede de la ONU en Nueva York, Estados Unidos (EE.UU.), Moncada denunció el carácter injerencista de la rueda de prensa realizada este viernes por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, el enviado especial de EE.UU. para Venezuela, Elliot Abrams, y el venezolano Iván Simonovis, prófugo de la justicia, quien fue condenado a 30 años de prisión por los hechos violentos de 2002 que dejaron 19 muertos.

"Hay un grupo de países y poderes políticos externos que quieren llevar a Venezuela a la guerra. Dos particularmente: el Gobierno de EE.UU. y Gobierno de Colombia", aseveró. "Pese a la acción de fuerzas oscuras, el diálogo está en marcha" y es necesario "defender el proceso pacífico", enfatizó el funcionario venezolano.

Moncada recordó que Elliot Abrams, quien encabeza la arremetida contra el país suramericano desde la Casa Blanca, tiene un historial de crímenes de guerra en Guatemala, El Salvador, Nicaragua e Irak. Abrams es un experto "enviando armas como ayuda humanitaria, como quieren hacer en Venezuela", aseguró, al tiempo que acusó a Washington de querer aplicar en la nación bolivariana "el modelo de Siria: una gran fuerza internacional contra nuestro país".
Por último, ante la consulta de los medios de prensa presentes, también se refirió al informe sobre Venezuela presentado por la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet. "Estamos comprometidos con los derechos humanos, estamos dispuestos a corregir lo que haya que corregir, pero no vamos a aceptar un ataque abierto contra Venezuela", dijo.
 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.