• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Autoridades venezolanas que el asalto a un cuartel militar al sur del país dejó un falleció un efectivo de la tropa de la unidad.

Autoridades venezolanas que el asalto a un cuartel militar al sur del país dejó un falleció un efectivo de la tropa de la unidad. | Foto: Minci

Publicado 23 diciembre 2019





El vicepresidente sectorial de Comunicación, Turismo y Cultura, Jorge Rodríguez dijo que esta acción terrorista buscaba generar desestabilización durante las navidades.

El vicepresidente Sectorial de Comunicación, Turismo y Cultura de Venezuela, Jorge Rodríguez denunció este lunes que la intención de los asaltantes al  Batallón 513 Mariano Montilla, la madrugada del domingo era obtener armas para hacer un falso positivo y justificar una intervención militar de Estados Unidos contra el país suramericano.

LEA TAMBIÉN:

Venezuela rechaza declaraciones injerencistas

Rodríguez añadió que tenían la intención de realizar acciones terroristas en Venezuela para generar desestabilización durante las Navidades, así como tenían previsto asaltar otras unidades en diferentes estados del territorio venezolano.

En el asalto, los mercenarios se llevaron 120 fusiles de alta potencia y 9 lanzacohetes RPG que pueden alcanzar blancos aéreos y con los que se presume querían desarrollar el falso positivo para justificar la autoría de las Fuerzas Armadas Nacional Bolivariana. 

Los nueve lanzacohetes y la mayoría de los fusiles ya fueron recuperados por las autoridades de venezolanas quien ya han detenido a seis de los participantes.

El funcionario venezolano explicó en cadena nacional que el grupo de criminales incluía desertores del ejército venezolano, mercenarios y asesinos que afirma fueron pagados por la mafia del oro. 

Rodríguez señaló que los delincuentes llegaron a Cúcuta el 23 de febrero y de ahí fueron a Cali para entrenarse en acciones terroristas y paramilitares para más tarde trasladarse por Ecuador hasta Perú donde recibieron instrucciones del opositor, Vilca Fernández. 

Posteriormente se trasladaron al estado brasileño de Manaos y se hospedaron en el Hotel Funchal durante 15 días en el municipio Paracaima, al nordeste del estado de Roraima en la frontera con Venezuela. Esta última fase bajo la tutela y patrocinio del narcotraficante y traficante de oro, Toñito Fernández y el también desertor, teniente Josué Hidalgo Azuaje.

El desertor Sargento Mayor de Tercera, Darwin Balaguer Rivas detenido luego del asalto confirmó a las autoridades ese recorrido y dijo que llegaron a territorio venezolano luego de 12 días en carretera.También reconoció la participación del teniente Hidalgo y Toñito Fernández.

El ministro exigió a la Alta comisionada de Derechos Humanos, Michelle Bachelet y  jefe de asuntos exteriores de la Unión Europea, Josep Borrell rendir cuentas por la muerte del Cabo Primero Luis Jampier Caraballo Marcano.

Así como interpeló a los gobiernos de Colombia, Ecuador, Perú y Brasil,  relacionados con la ruta de la banda criminal que afirma se desarrolla bajo las órdenes de Juan Guaidó y Leopoldo López,a responder por el crimen sucedido y explicar presuntos financiamientos y arbitrariedades.


 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.