• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La ALBA-TCP llama la atención sobre la necesidad del respeto al derecho internacional y respalda al gobierno venezolano en ese sentido.

La ALBA-TCP llama la atención sobre la necesidad del respeto al derecho internacional y respalda al gobierno venezolano en ese sentido. | Foto: Twitter @Larissacostas

Publicado 1 marzo 2021


Blogs



La ofensiva diplomática de la UE se da en medio de la visita de la canciller española a la frontera colombo-venezolana.

Los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América - Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) rechazaron las nuevas medidas unilaterales de presión impuestas por el Consejo de Asuntos Exteriores de la Unión Europea contra Venezuela.

LEA TAMBIÉN: 

Pdte. de Venezuela ordena revisar relaciones con España

El anuncio del grupo de países latinoamericanos y caribeños agrupados en el ente político se realiza en medio del contencioso que sostienen Caracas y Bruselas y el cual ha incluido la expulsión de la embajadora comunitaria en Venezuela, Isabel Brilhante, y la visita de la canciller española a la frontera colombo-venezolana, lo cual ha sido calificado por su par venezolano como una "puesta en escena".

De acuerdo al comunicado de la ALBA-TCP el anuncio de tales medidas coercitivas unilaterales por parte del Consejo de Asuntos Exteriores de la Unión Europea contra 19 funcionarios venezolanos son "injerencistas y violatorias del derecho internacional".

Según la Alianza, esta decisión de Bruselas, es una "inaceptable aplicación intervencionista", la cual "en nada contribuye al desarrollo del pueblo venezolano", y refieren, en ese sentido el reconocimiento que hizo al respecto la relatora especial sabre medidas coercitivas del Consejo de Derechos Humanos, Alena Douhan, quien, recuerda la nota, consideró que esas medidas "han tenido efectos devastadores en la alimentación, la salud y la educación" de Venezuela.

De igual manera, el comunicado recuerda que el informe de la relatora exige no solo a Estados Unidos, sino también a la Unión Europea "el levantamiento de las medidas coercitivas unilaterales contra Venezuela, dados los graves efectos que producen en el disfrute de los Derechos Humanos de toda la población venezolana".

Los países del ALBA-TCP ratifican, en su declaración "la solidaridad y el apoyo al Estado y al pueblo
venezolano comprometidos con la paz y a su vez hace un llamado a la comunidad internacional a rechazar este tipo de acciones y a manifestarse an defensa de los principios del respeto a la soberanía, la libre determinación e independencia de los pueblos".
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.