• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Los candidatos por el Partido Demócrata se saludaron con los codos en alusión a la pandemia del nuevo coronavirus.

Los candidatos por el Partido Demócrata se saludaron con los codos en alusión a la pandemia del nuevo coronavirus. | Foto: EFE

Publicado 17 marzo 2020


Blogs



Aunque Bernie Sanders inició con ventaja la carrera demócrata, su rival Joe Biden le saca ventaja por más de cien delegados.

Los candidatos demócratas Bernie Sanders y Joe Biden tienen una jornada definitoria este martes, día previsto para las elecciones primarias del Partido Demócrata.

LEA TAMBIÉN

EE.UU.: Gobernador de Ohio, cancela primarias por Covid-19

Tras su primer debate cara a cara ocurrido este domingo, ambos contendientes se presentan a elecciones en tres estados: Illinois, Florida y Arizona. Ohio, también previsto para la misma fecha se aplazó por la Covid-19.

En su encuentro, los representantes del Partido Demócrata hablaron, entre otros temas, de la expansión del nuevo coronavirus. Asimismo, trascendió que Biden se comprometió a nombrar a una mujer como vicepresidente si es elegido.

Sanders, por su parte, no se rehusó; pero dijo que se aseguraría de que fuera una funcionaria progresista.

Además, cuestionó la capacidad de Biden para enfrentarse a Trump en las presidenciales. Señaló también su fuerte apoyo de jóvenes votantes y latinos y la popularidad de su propuesta Medicare para Todos.

Las claves del 17 de marzo

Para enfrentarse a Trump, los candidatos demócratas deben conseguir la cifra de 1.991 delegados, de los que están en juego en los Super Martes 1.357.

Este martes es la tercera fecha más grande, en términos de delegados disponibles en el calendario primario demócrata de 2020. Están en juego un total de 441 por el aplazamiento de Ohio.

En este sentido, el estado de la Florida resulta imprescindible, pues aporta 219 delegados al escrutinio de la jornada. Aun con victorias en Illinios (155) y Arizona (67), el recuento de votos llega solo a 222, tres por encima del que gane la Florida.

Esto quiere decir, que si Biden ganara solo en este estado,  podría sacar una ventaja de casi 300 votos a Sanders, en el supuesto que tuviera victoria en los otros dos.

Por ello, el voto latino es crucial en este caso y sembrará un precedente para las presidenciales de noviembre.

Al menos un 17% de los votantes registrados hasta febrero de este año se identifican como hispanos, según datos de la División Electoral de Florida. De ellos, cubanos y boricuas podrían ser muy importantes.

Mientras los primeros han mostrado respaldo a Trump en las últimas encuestas, la popularidad del actual presidente es muy baja entre los puertorriqueños tras el paso del huracán María.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.