• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Este martes, el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, anunció que está a la espera de iniciar el proceso de cese al acuerdo de amistad con Rusia.

Este martes, el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, anunció que está a la espera de iniciar el proceso de cese al acuerdo de amistad con Rusia. | Foto: Paco

Publicado 29 agosto 2018

El vocero del Gobierno ruso, Dmitry Peskov dijo que "nada indica que estas relaciones puedan volver a la normalidad"

El secretario de prensa del presidente ruso, Vladímir Putin, y vocero del Gobierno, Dmitry Peskov, afirmó este miércoles que las relaciones entre Rusia y Ucrania atraviesan una profunda crisis.

"Las relaciones bilaterales atraviesan una crisis tan profunda que es muy difícil estropearlas. Por ahora nada indica que estas relaciones puedan volver a la normalidad", señaló el político en una rueda de prensa.

Los presidentes de Rusia y Ucrania, Vladímir Putin y Petró Poroshenko, en su único encuentro en persona. Agosto, 2014 | Foto: EFE

Consultado sobre los planes de Ucrania de romper el acuerdo de amistad con Rusia, Peskov aseguró que al menos su país nunca aspiró a ello. "Rusia nunca fue partidaria del empeoramiento o la rotura de las relaciones con Ucrania, pero siempre se opuso a la política de Kiev (capital ucraniana) en el este del país (Donbáss)", apuntó.

Este martes, el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, comunicó el inicio del proceso de ruptura de acuerdo de amistad. "Nos acercamos al próximo paso: el cese de la vigencia del acuerdo de amistad, cooperación y asociación entre Ucrania y Rusia. Espero próximamente que el ministerio de Exteriores me entregue el paquete de documentos necesarios para iniciar el proceso", dijo por la televisión estatal. 

Poroshenko añadió, además, que a los rusos "les esperan varias sorpresas muy desagradables respecto a Crimea y Donbáss".

Protestas pro-rusas en Crimea, Ucrania, 2014.

Conflicto en Donbáss y Crimena

En abril de 2014, una operación militar de las fuerzas ucranianas se desplegó por las regiones de Donetsk y Lugansk, ambas ciudades de Ucrania, que habían proclamado su independencia luego de manifestaciones pro-rusas. 

Los enfrentamientos armados, conocidos como la "Guerra en el Donbáss" o "Guerra en el este de Ucrania", entre las fuerzas independentistas de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk y el gobierno ucraniano, se intensificaron tras la anexión de Crimea a la Federación rusa.

Hasta la fecha, la región sigue siendo un punto de conflicto para Ucrania y también para Rusia. En 2017, Putin expresó su apoyo al envío de cascos azules de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) al país vecino para garantizar la protección de los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), que en ese entonces se encontraba en el país.

Recientemente, fuentes de la República Popular de Lugansk confirmaron los planes de ambas regiones para unificarse y fundar una nueva entidad que pretenden llamar Novorrusia.

La situación en Crimea desgastó aún más las relaciones. En marzo de 2014, se llevó a cabo en la ciudad un referendo para consultar a la ciudadanía la reincorporación de Crimea al territorio ruso, opción que tuvo más del 96 por ciento de los votos.

Pese al mandato popular, el Gobierno de Ucrania ha considerado que, desde entonces, Crimea es un territorio de su propiedad que permanece ocupado por Rusia.

Por su parte, los rusos defienden la votación democrática que incorporó la península a su nación.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.