• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las iglesias denunciaron que el régimen israelí busca disminuir la presencia del cristianismo en Jerusalén.

Las iglesias denunciaron que el régimen israelí busca disminuir la presencia del cristianismo en Jerusalén. | Foto: AP

Publicado 28 febrero 2018

Luego de tres días de cierre, las iglesias ortodoxa, armenia y católica reabrieron las puertas del lugar más sagrado para el cristianismo. 

El Santo Sepulcro, el lugar más sagrado para el cristianismo, reabrió sus puertas este miércoles en Jerusalén, luego de tres días de su clausura como forma de protesta contra las medidas fiscales de Israel.

"Agradecemos a Dios por el comunicado difundido por el primer ministro de Israel y agradecemos a quienes trabajaron sin descanso para conservar la presencia cristiana en Jerusalén", dijeron en un comunicado las iglesias ortodoxa, armenia y católica.

El régimen israelí colocó en suspenso las medidas fiscales que condujeron al cierre de la iglesia que resguarda el lugar donde fue sepultado Jesucristo, según la tradición cristiana. 

>> Israel congela medidas fiscales sobre iglesias en Jerusalén. 

La municipalidad israelí pretendía cobrar impuestos a las iglesias por una parte de sus bienes inmobiliarios. 

Las iglesias también protestaban contra una propuesta de ley que permitiría al régimen sinonista expropiar tierras vendidas por la Iglesia ortodoxa a inversores privados. Denunciaron que las acciones israelíes buscan disminuir la presencia cristiana en Jerusalén, declarada por EE.UU. como capital del país hebreo. 

La Iglesia del Santo Sepulcro es el lugar más sagrado para la religión cristiana y alberga el monte Gólgota, donde Jesús fue crucificado, y el Santo Sepulcro donde fue enterrado y resucitó al tercer día, según la tradición.

El alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, informó que las iglesias cristianas le deben al Ayuntamiento más de 150 millones de dólares en impuestos municipales atrasados. 
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.