• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Alrededor de 400 personas se quedaron sin hogar tras el derrumbe del edificio en Sao Paulo.

Alrededor de 400 personas se quedaron sin hogar tras el derrumbe del edificio en Sao Paulo. | Foto: EFE

Publicado 1 mayo 2018

El incendio del edificio en Sao Paulo sacó a la luz la realidad que viven millones de familias brasileñas sin acceso a viviendas dignas.

El derrumbe del rascacielos en Sao Paulo (Brasil) sacó a la luz la situación que padecen millones de familias que no cuentan con los medios para obtener una vivienda propia.

>> Reportan derrumbe de rascacielos tras incendio en Brasil

El gobernador del estado de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, declaró a los medios que el incendio y colapso del edificio era una tragedia anunciada y añadió que el mismo no contaba con las mínimas condiciones de habitabilidad. El Estado no debió haber permitido que estuviera ocupado, afirmó.

Condiciones del edificio

De acuerdo a las primeras informaciones publicadas por medios locales el edificio era la antigua sede de la Policía Federal y se encontraba ocupado por cerca de 150 familias sin techo.

El portavoz del Cuerpo de Bomberos de Sao Paulo, Marcos Palumbo, declaró a los medios de comunicación que el edificio ya había pasado por inspección, en la que se informó de las pésimas condiciones del lugar a las autoridades del municipio.

De acuerdo al organismo de seguridad, los compartimentos entre los pisos eran divididos por madera, lo que ayudó a propagar las llamas.

El corresponsal de teleSUR en Sao Paulo, Ignacio Lemus, indicó que la alcaldía de la metrópolis brasileña había solicitado al Gobierno de Michel Temer declarar el edificio de interés social para contar con los servicios básicos, título de propiedad para las familias y mínimas medidas de seguridad. 

La responsabilidad del Gobierno de Temer

El presidente de facto Michel Temer fue recibido en Sao Paulo con gritos de desaprobación por parte de las víctimas del incendio.

Según Ignacio Lemus, el mandatario de facto puso fin al programa habitacional "Mi Casa, Mi Vida" en un país con al menos 6 millones de personas sin vivienda digna.

Lanzado durante el gobierno del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), el programa "Mi Casa, Mi Vida" fue diseñado para facilitar el acceso a la vivienda para las familias de bajos ingresos.

Desde 2009, el gobierno federal de Brasil invirtió cerca de 309.000 millones de reales (98.1 millones de dólares) en el programa para la construcción de 4,3 millones de viviendas.

En un artículo publicado en el portal Brasil de Fato, la representante del Movimiento Sin Tierra, Kelli Mafort, expresó que el incendio del edificio es un crimen cometido por una política excluyente que genera desempleo, hambre y miseria.

>> Nueva Ley Ambiental vulnera 223 tierras indígenas en Brasil

¿Qué opciones tienen las víctimas?

El corresponsal de teleSUR en Sao Paulo informó que el mandatario brasileño les ofreció a las víctimas del incendio un subsidio por vivienda por debajo del  salario mínimo, cantidad insuficiente para alquilar una habitación en la ciudad.

El corresponsal explicó que esta "ayuda" del Gobierno sólo deja dos opciones a las víctimas del incendio: irse de Sao Paulo o volver a ocupar una edificación abandonada.

>> Aumenta a 13,1 % índice de desempleo en Brasil


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.