• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Miles de personas protestan en Ragún en contra de la junta militar en Myanmar.

Miles de personas protestan en Ragún en contra de la junta militar en Myanmar. | Foto: @Myanmar_Now_Eng

Publicado 22 febrero 2021


Blogs



Myanmar vive un día de huelga general en apoyo a las manifestaciones en contra  de la junta militar.

Miles de personas salieron este lunes en una nueva jornada de movilizaciones en Myanmar en claro desafío a las advertencias de la junta militar de que la confrontación costaría más vidas.

LEA TAMBIÉN:

Retoman protestas en Myanmar tras muertes por la represión policial

A las movilizaciones en las principales ciudades del país se le suma una huelga general tras la muerte el sábado de dos personas en la ciudad de Mandalay por la violencia policial contra los manifestantes.

Como se ha vuelto habitual desde hace un poco más de dos semanas, miles de personas marchan por las calles de Rangún, Naipyidó, Mandalay y otras localidades exigiendo el restablecimiento democrático y la liberación de los presos políticos.

En un mensaje difundido en horas del domingo, la junta militar advirtió a los manifestantes que se arriesgan a morir de persistir las movilizaciones prodemocráticas.

"Los manifestantes están incitando a la gente, sobre todo a los adolescentes y jóvenes exaltados a lanzarse sobre la vía de la confrontación en la que morirán", indica el comunicado.

Sin embargo, la advertencia de la junta militar no ha hecho mella en los manifestantes quienes participan en una nueva jornada de marchas contra los militares.

Varios países occidentales han condenado el golpe y denunciado la violencia contra los manifestantes en Myanmar.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, dijo en Twitter que su gobierno continuará "tomando medidas firmes" contra las autoridades que reprimen violentamente a los opositores al golpe en el país del sudeste asiático.

Gran Bretaña, Alemania, Japón y Singapur también han condenado la violencia y el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo que la fuerza letal es inaceptable.

Tres semanas después de tomar el poder, la junta no ha podido detener las protestas diarias y un movimiento de desobediencia civil que pide la revocación del golpe del 1 de febrero y la liberación de la líder electa Aung San Suu Kyi.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.